Inicio NOTICIAS Yeshurun Torá: Sembrando pequeños lectores

Yeshurun Torá: Sembrando pequeños lectores

Por
0 Comentario

 Equipo Directivo Nivel Inicial

 
¿Quién no recuerda ese cuento que lo cautivó, o esa historia que le despertó gran curiosidad por seguir leyendo más y más…? 
Reinas y príncipes, fantasía, magia, ilusión… historias disparatadas, divertidas y esas que no queremos que nunca terminen…
Los libros, los cuentos y poesías, llevan a los chicos  a navegar en el país de las historias bellamente contadas y narradas. Se van nutriendo de autores y estilos literarios, se van enriqueciendo de imágenes y personajes que les permitirán recrear sus propias historias, transformándose en pequeños “contadores de cuentos”.
El docente del nivel inicial es un mediador fundamental entre el niño y las diversas producciones literarias. Su tarea está centrada en dos importantes ejes.
Uno de ellos es la adecuada selección de textos literarios y su transmisión, buscando siempre el disfrute de las historias.
El segundo, es el trabajo de la producción de textos, brindando espacios y herramientas  para que los niños logren construir nuevos saberes respecto del uso del lenguaje y pongan en juego toda su creatividad. 
No debemos perder de vista que las historias por contarse en el Jardín de Infantes hablen del mundo de los niños, sus problemas, sus fantasías, en pocas palabras, textos con los cuales los chicos se puedan identificar. Buscamos que  los mismos ayuden a crecer, que enriquezcan su creatividad, que les permitan cooperar con los demás.
Este es un papel importante de la literatura: ser generadora de una reflexión autónoma, provocar sensaciones y emociones y promover un pensamiento crítico.
A través de la literatura adecuada en cada etapa del proceso de adquisición de la lengua materna, estamos colaborando para favorecer las máximas posibilidades de su desarrollo cognitivo, emocional comunicativo y lingüístico. 
Leímos en una oportunidad:
“Todo lo que hay que saber sobre cómo vivir y qué hacer y cómo debo ser, lo aprendí en el Jardín de infantes.
La sabiduría no está  en la cima de la montaña, sino allí, en el arenero, en el patio del jardín… en los rincones… en la hora de escuchar un buen cuento…”
Es propicia la ocasión al comenzar un nuevo año, el seguir cultivando y regando estos brotes, para que al florecer den verdaderos frutos.     
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat