Inicio NOTICIAS Alemania: Detienen a un criminal nazi que había sido deportado de Estados Unidos

Alemania: Detienen a un criminal nazi que había sido deportado de Estados Unidos

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Un hombre de 93 años de edad, quien fue deportado de Estados Unidos por mentir sobre su pasado nazi fue detenido por las autoridades de Alemania hoy el lunes tras una serie de denuncias que lo señalan de haber servido como guardia en el campo de concentración de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial.
La noticia fue confirmada por la fiscalía de Stuttgart, quien precisó que Hans Lipschis fue detenido después que las autoridades llegaron a la conclusión que había "evidencia convincente" de que estaba involucrado en crímenes de Auschwitz mientras prestó servicio entre 1941 y 1945.
Lipschis reconoció que había sido asignado a una unidad de guardia de las SS en Auschwitz, pero mantiene que sólo sirvió como cocinero y no estaba involucrado en ningún crimen de guerra.
La fiscal Claudia Krauth sostuvo, sin embargo, que un juez hizo lugar a su pedido de arresto después de llegar a la conclusión de que había pruebas suficientes para detenerlo por los cargos de cómplice de asesinato.
A todo esto, Krauth aseguró que un médico confirmó que el estado de salud de Lipschis "sigue siendo lo suficientemente bueno como para mantenerlo detenido”. Lipschis no cuenta actualmente con un abogado y un defensor público aún no fue nombrado.
Lipschis fue deportado de Estados Unidos en 1983 por haber mentido sobre su pasado nazi cuando emigró a Chicago en la década de 1950 después de la guerra.
Pese a que se carecen de pruebas que lo vincularan a los crímenes de guerra específicos, se presentaron cargos en su contra en Alemania.
El caso está siendo perseguido en la misma teoría jurídica utilizada para procesar al ex trabajador automotriz de Ohio John Demjanjuk, quien murió el año pasado mientras apelaba a una condena de la justicia alemana de 2011 por cómplice de asesinato.
Según se denunció, Demjanjuk sirvió como guardia en el campo de exterminio de Sobibor.
En virtud de la nueva línea de pensamiento, aún sin prueba de la participación en un delito específico, una persona que sirve en un campo de la muerte puede ser acusada de cómplice de asesinato, porque la única función del campamento era matar a la gente. A pesar de la convicción de que el caso Demjanjuk no se considera legalmente vinculante porque murió antes de que se agoten sus recursos de casación, la Fiscalía Especial federal que se ocupa de los crímenes nazis, reveló que cerca de 50 otras personas están siendo investigadas.
Efraim Zuroff, jefe del Centro Simon Wiesenthal, calificó el arresto de Lipschis -que es la número 4 en su lista de "criminales de guerra nazis más buscados"- como un buen comienzo.
“Este es un paso muy positivo", dijo Zuroff. "Espero que esto sólo sea el primero de muchos arrestos, juicios y condenas de los guardias de los campos de muerte", agregó
En una entrevista publicada el mes pasado por el periódico Die Welt en su casa en el suroeste de Alemania, Lipschis dijo que pasó todo su tiempo como cocinero y que no había sido testigo de ninguna de las atrocidades. Sin embargo, admitió haber oído sobre lo que estaba pasando.
Alrededor de 1,5 millones de personas, principalmente judíos, fueron asesinados en Auschwitz entre 1940 y 1945.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat