Inicio NOTICIAS Yeshurun Torá. Las alumnas de 7mo grado prepararon la ceremonia “Eshet Jail”

Yeshurun Torá. Las alumnas de 7mo grado prepararon la ceremonia “Eshet Jail”

Por
0 Comentario

Como es habitual, las alumnas de 7mo grado, prepararon una bella ceremonia, cuyo nombre ya indica su esencia: “Eshet Jail” ("Mujer virtuosa quien encontrará…", proverbios 34).

Durante  todo el año, junto al equipo docente, recorrieron la vida de las diferentes mujeres que se destacaron a lo largo de la historia del pueblo de Israel. Han aprendido acerca de sus cualidades y de su valentía e inteligencia para resolver distintas situaciones que les ha tocado vivir.
A partir de estos aprendizajes se espera que las alumnas puedan cultivar sus propias midot (buenas cualidades) para lograr ser ellas también un eslabón más en la cadena milenaria de las grandes mujeres de Israel.
Otro de los temas que se han abordado en clase fue el valor que tiene el nombre para el pueblo judío. Una de las maneras como mencionamos a D´s es Hashem que significa “el nombre”. Esto nos enseña la importancia que tiene el nombre para el hombre judío; en la persona éste marca su esencia e influye sobre su personalidad.
La raíz en hebreo de los nombres tiene un significado especial: tanto la palabra “isha” (mujer) como la palabra “ish” (hombre) tienen la misma raíz: la primera letra de cada uno es la aleph que en hebreo significa “uno” y hace referencia a D´s, mientras que las letras “iod shin” unidas significan “tiene”. Esta raíz nos indica que cada persona tiene en su interior parte de Boré Olam. 
En la escuela las alumnas han aprendido que a través del estudio de la Torá uno puede conectarse con su parte divina (la que lleva dentro) y refinar sus cualidades.
En esta oportunidad se han rescatado parte de los textos que las alumnas escribieron durante su preparación. Ellas han estudiado la historia de su nombre en hebreo, el valor familiar que conlleva la elección del nombre propio –el cual nos hace únicos- y sobre todo han rescatado el valor de un buen nombre.
 
Shoshana 
“Ani jabatzelet ha sharon shoshanat ha Haamakim “, yo soy la rosa del sharon, lirio de los valles.
Este pasuk lo leemos en el Shir Hashirim, todos los viernes a la tarde en el Templo para recibir a la reina Shabat. Shir Hashirim es una poesía kedoshá escrita por el Rey Shelomo con “Ruaj Hakodesh” -inspiración divina-, en la cual describe el amor de Boré Olam hacia su pueblo. 
Explica Rashí que “sharon” se refiere a un tipo de flor, que en su comienzo es un pimpollo envuelto en si mismo y la sombra protege del sol a sus pétalos, y que al madurar se abre majestuosamente.
A mi me llamaron Shoshana porque fue una casualidad que las mamás de mis  abuelas se llamaran las dos Rosa por igual. En arameo significa también lirio.
La raíz hebrea del nombre del lirio Shoshana deriva de “sos” que significa también alegría, brillante o feliz. Y mis bisabuelas eran así, alegres y felices. Podemos ver como el nombre tiene ascendencia sobre la persona y es por eso que mis padres eligieron este nombre para mí.
“Erev shel shoshanim” significa tarde de lirios y tarde de rosas, por eso yo soy la conjunción de estas dos flores.
Quiera Hakadosh Baruj Hu que mi vida sea como un jardin de rosas y que su  aroma perfume todo a mí alrededor.
 
Jana 
Jana vivió en la época de Elí Hacohén, en la época del Mishkán Shiló.
Ella estaba casada con Elkaná quien tenía además de a ella a otra mujer: Pnina. Jana era estéril y con Pnina tuvo siete hijos. 
En esa época era costumbre subir al Mishkán cada uno con su familia tanto en Pesaj, Shabuot como en Sucot. En una de esas oportunidades, Jana volcó su sufrimiento a Boré Olám, siendo ésta la primera mujer conocida que rezó moviendo sus labios para implorar misericordia. 
D´s escuchó sus ruegos y cambiando su naturaleza le dio un hijo: el profeta Shmuel 
En el mundo existe un destino, pero el Pueblo de Israel puede cambiar el rumbo de éste gracias a la Tefilá.
Cada problema que se nos presenta, es una nueva oportunidad que se nos da para rezar, ya que la  plegaria nos ayudará. Nada es imposible con la Tefilá, todo es posible con ella.
Debemos saber aprovechar esta preciosa herramienta para acercarnos cada vez más al Todopoderoso.
Me llamo Jana en honor a mi bisabuela. Ella fue una persona asombrosa y muy inteligente. No tuvo la suerte de ir a la escuela porque nació en Polonia en 1909 y a las mujeres que vivían en aldeas en esa época no las llevaban a estudiar. Siempre fue muy feliz y mis padres quisieron que yo llevara su nombre. Físicamente no nos parecemos pero Baruj Hashem heredé todas sus buenas cualidades, y mi carácter se parece mucho al de ella. Me cuentan que era trabajadora, generosa, apegada a su familia y de risa muy fácil. 
Estoy muy orgullosa de llevar este nombre y así estar conectada con mi generación anterior.
 
Abigail 
“Olam jesed ibane”. Uno de los fundamentos por los cuales el mundo fue creado es el Jesed, propagar favores y actos de bondad a los semejantes.
El hombre está hecho a imagen y semejanza de D´s y él es quien nos da absolutamente todo sin recibir nada a cambio. Es por ello que debemos imitar sus virtudes; ayudar a otros entregándoles lo que puedan precisar fortalece el amor al projimo, el jesed. La bondad es una de las bases que sostienen al mundo.
Abigail fue una mujer que vivió en la época del Rey David. Él se encontraba en el desierto junto a sus soldados, todos hambrientos y sedientos y fue Abigail quien les llevó alimentos y agua en contra de la voluntad de su marido quien se negaba a ayudarlos.
De esta forma, esta valiente mujer puso su vida en riesgo pero priorizó el jesed,  ya que esta cualidad es muy importante en el iaadut, judaísmo.
Quiera Boré Olam que yo tenga el mérito de heredar las virtudes de Abigail y pueda ayudar y brindarme a los demás. 
Abigail significa alegría del padre, D-s quiera que siempre yo pueda alegrarlos. 
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat