Inicio NOTICIAS La UNESCO insta a Israel a que termine con los trabajos arqueológicos en Jerusalem

La UNESCO insta a Israel a que termine con los trabajos arqueológicos en Jerusalem

Por
0 Comentario

La UNESCO hizo un llamado a Israel para que cese en forma inmediata todos los trabajos arqueológicos en la ciudad vieja de Jerusalem. En particular, la UNESCO, una de las agencias más importantes e influyentes de la ONU, atacó la renovación del puente de los Magrebíes que une la plaza del Muro Occidental y el Monte del Templo.
La decisión, iniciada y promovida por los países árabes, fue adoptada por consenso de los miembros occidentales de la comisión.
El portal de noticias Ynet sostuvo que esta iniciativa es la acción más reciente impulsada contra los judíos por la oficina de la ONU destinada a promover la cultura, la educación y la ciencia en todo el mundo.
En 2009, la UNESCO declaró a Jerusalén como "capital de la cultura árabe," trabajando con funcionarios de la Autoridad Palestina y otros países árabes para protestar contra lo que describieron como "la ocupación israelí de Santa de Jerusalem”.
Los árabes tienen dificultades para representar de manera convincente a Israel como usurpador de la tierra, siempre y cuando el mundo cree que hay una relación enorme entre la gente de la Biblia y la tierra de la Biblia.
La UNESCO parece negar que el pueblo judío sentó sus raíces en Israel hace más de 4.000 años, o que 1.000 años antes de Cristo, el Rey David hizo de Jerusalem la excelencia de la ciudad para los judíos.
La Ciudad de David en Jerusalén, un importante objetivo de la furia antijudía de la UNESCO, ahora está más caliente al convertirse en un sitio arqueológico abierto al mundo, con artefactos bíblicos, el antiguo cementerio y sellos reales. Allí, la UNESCO está utilizando la arqueología para golpear a Israel y trata a los arqueólogos israelíes como tiranos nacionalistas.
En los últimos años, la UNESCO estrechó su colaboración con la ISESCO, el organismo cultural de la Organización de la Conferencia Islámica.
Según la propaganda de la ISESCO, la historia bíblica y de los templos judíos son sólo ficción, monumentos judíos son tesoros islámicos robados por los sionistas.
La ideología de la UNESCO describe a los judíos como colonizadores, mientras que los musulmanes que invadieron el país en el siglo VII son, por algún salto inexplicable, los descendientes de los llamados "cananeos indígenas".
En 2010, la UNESCO decidió que la Tumba de Raquel y la Cueva de Hebrón de los patriarcas son "las mezquitas musulmanas".
Los países occidentales no formularon ninguna protesta.
Tampoco hay ninguna palabra de la UNESCO sobre el hecho de que la tumba de Raquel es unánimemente venerado como la tumba de una de las grandes mujeres de la Biblia, la esposa de Jacob, la madre judía bendecido.
Durante la segunda Intifada, la UNESCO condenó a Israel por "la destrucción y los daños causados al patrimonio cultural en los territorios palestinos" calificándolo como "un crimen contra el patrimonio cultural común de la humanidad".
Sin embargo, la UNESCO se mantuvo en silencio cuando una turba de palestinos destruyó la tumba de José, un importante santuario religioso judío, y construyó una mezquita en el sitio.
Tras el estallido de la Segunda Intifada, los terroristas palestinos atacaron también la tumba de Raquel, y durante 41 días se les impidió a los judíos visitar el recinto.
Recientemente, decenas de tumbas en el cementerio Monte de los Olivos en Jerusalén, fueron objeto de vandalismo, el último de una serie de ataques en el cementerio más antiguo del judaísmo, donde judíos han sido enterrados desde los tiempos bíblicos.
Sin embargo, la UNESCO nunca condenó estos hechos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat