Inicio MUNDO JUDIO Miles de personas asisten al Kotel para la tradicional ceremonia de bendición de Pesaj

Miles de personas asisten al Kotel para la tradicional ceremonia de bendición de Pesaj

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Por primera vez en el año y poco más que lleva la pandemia, miles de personas pudieron asistir al tradicional acto de bendición sacerdotal en el Kotel HaMarabí, en la Ciudad Vieja de Jerusalem este lunes, gracias a la retirada de las restricciones por el coronavirus antes de la festividad de Pesaj.

Tradicionalmente, decenas de miles de peregrinos judíos acuden dos veces al año al Muro de los Lamentos, en los días intermedios de las festividades de Pascua y Sucot, con multitudes de hombres y mujeres que se desbordan desde la plaza del Muro hacia los alrededores.

Cuando la pandemia de COVID-19 llegó a Israel y el virus se propagó, se cancelaron los actos públicos masivos, y el año pasado sólo se permitió que unas 10 personas simbólicas se reunieran en el Muro para realizar la ceremonia, que forma parte de las oraciones especiales de las fiestas.

Durante Sucot, el pasado mes de octubre, se celebró la bendición sacerdotal, pero con un número muy reducido de participantes debido a que el número de infectados por el virus seguía siendo elevado, y a que la población general de Israel estaba sometida a un restrictivo cierre nacional.

Este año, el Ministerio de Salud permitió que la ceremonia se celebrara como de costumbre, aunque con los congregantes divididos en grupos por barreras de plástico transparentes y con la condición de que se mantuvieran las normas de higiene.

Además, el acto de bendición se celebró en dos días en lugar de uno como es habitual, para permitir un gran número de participantes y limitar la aglomeración.

La ceremonia, en la que se reúnen los descendientes masculinos de la casta sacerdotal de los «kohanim» para impartir una bendición, consiste en levantar las manos para realizar la bendición, y los que la llevan a cabo se envuelven en sus «talit», los chales de oración.

El Muro de los Lamentos es el lugar más cercano al Monte del Templo donde los judíos pueden rezar. Aunque pueden visitar el Monte, donde se encontraban los dos antiguos templos judíos, no pueden rezar en el lugar sagrado, que está supervisado por un comité jordano.

Miles de policías se desplegaron en la Ciudad Vieja para asegurar las rutas de acceso al evento y a los numerosos visitantes que se esperaban en la Ciudad Vieja durante el día.

Se detuvo la entrada de vehículos a la zona y a lo largo de algunas carreteras circundantes para facilitar la circulación de quienes llegaran al lugar, dijo la Policía de Israel.

La policía pidió al público que evitara ir en coche a la zona y utilizara en su lugar el transporte público.

Israel ha suavizado gradualmente muchas de las restricciones aplicadas para frenar la propagación del virus. Las tasas de infección cayeron en picado tras un tercer bloqueo que duró más de un mes y un programa de inoculación de alcance mundial que ya la semana pasada alcanzó el hito de inmunizar a más de la mitad de la población.

El gobierno pretende vacunar a toda la población mayor de 16 años para finales de abril.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat