Inicio MUNDO JUDIO La Biblioteca Nacional de Israel financia la digitalización de una colección de 166 manuscritos hebreos

La Biblioteca Nacional de Israel financia la digitalización de una colección de 166 manuscritos hebreos

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- La Biblioteca de la Universidad de Leiden (UBL), en los Países Bajos, han recibido una financiación considerable de la Biblioteca Nacional de Israel (NLI) y la Sociedad de Manuscritos Judíos Friedberg para la digitalización de una colección de 166 manuscritos hebreos.

Los manuscritos digitalizados se pondrán a disposición del público en el transcurso de 2021, tanto en las Colecciones Digitales de Leiden como en el repositorio central del NLI. La donación fue proporcionada por el proyecto de digitalización de Ktiv.

Según informó el Congreso Judío de Europa, la religión y la cultura judías están profundamente arraigadas en la textura de la humanidad. Como religión monoteísta más antigua, ha influido tanto en el cristianismo como en el islam. A través de los siglos, los eruditos judíos no solo se han esforzado por desentrañar los secretos de sus propias Sagradas Escrituras, sino que también se han destacado en disciplinas seculares como la filosofía, la medicina, las matemáticas y la química. Los académicos de la Universidad de Leiden han estado estudiando estos logros durante siglos.

Desde finales del siglo XVI en adelante, los orientalistas de la Universidad de Leiden se han ocupado de aprender hebreo y arameo, al menos en parte con el propósito de obtener la información que necesitaban para convertir a los judíos al cristianismo. 

Por supuesto, esto fue un ejercicio inútil, pero como efecto secundario reunieron una selecta colección de manuscritos sobre temas muy variados y que datan de principios del siglo X en adelante. Un ejemplo temprano de tal erudito es Joseph Justus Scaliger, quien llegó a Leiden en 1593 y murió allí en 1609.

En su colección, encontramos el manuscrito único del Talmud de Jerusalén., y también manuscritos hebreos que alguna vez estuvieron en posesión del cardenal y bibliófilo italiano Domenico Grimani (m. 1523). A mediados del siglo XVII, Levinus Warner, embajador holandés en Estambul, recopiló manuscritos de la heterodoxa comunidad judía de los caraítas. A pesar del tamaño relativamente modesto de la colección de alrededor de 180 manuscritos, es sin embargo la más grande de su tipo en los Países Bajos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat