Inicio NOTICIAS Confederación Sionista Latinoamericana: la impunidad en el atentado a la AMIA “es decir que la región es terreno fértil para este tipo ataques”

Confederación Sionista Latinoamericana: la impunidad en el atentado a la AMIA “es decir que la región es terreno fértil para este tipo ataques”

Por
0 Comentario

 Itongadol/AJN.- Gerardo Stuczynski, secretario general de la institución y miembro del ejecutivo de la Organización Sionista del Uruguay, afirmó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que “los posibles artefactos explosivos cerca de la embajada de Israel” en Montevideo buscan dar el mensaje de que “no es bueno estar al lado de los judíos”. Además, opinó del caso Nisman y de la penetración iraní en Latinoamérica.

El secretario general de la Confederación Sionista Latinoamericana, Gerardo Stuczynski, opinó en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN) que si no se resuelve y condena a los culpables del atentado a la AMIA en Argentina, “sin duda alguna” podría ocurrir algo similar nuevamente en Latinoamérica”.

“La concepción de internacionalizar el conflicto y la de responsabilizar a los judíos por todos los males del mundo es la ideología que prima entre los grupos terroristas islámicos más radicales. Si a eso le sumamos la total impunidad de los ejecutores, la más que sospechosa muerte del fiscal (Alberto) Nisman y el vergonzoso coqueteo del gobierno argentino con los responsables del atentado, obtenemos una fórmula explosiva”, resaltó Stuczynski, quien también integra el ejecutivo de la Organización Sionista Mundial.

Para Stuczynski, la impunidad “es una manera de decirle a los terroristas que la región es terreno fértil para este tipo ataques”. “De todas maneras, estoy seguro de que muchos gobiernos de la región no se sienten para nada identificados con esa forma de proceder del gobierno argentino, así como hay otros, como el venezolano, que sin duda lo aplauden”, agregó.

Por otro lado, en cuanto a la bomba falsa hallada en la embajada de Israel en Uruguay, destacó que “en los últimos seis meses se han producido tres sucesos de posibles artefactos explosivos cerca de la embajada de Israel”.

El primero se produjo en la anterior sede diplomática. Alguien depositó un maletín sospechoso muy cerca de la entrada. Fue detonado por brigadas antiexplosivos y no contenía nada en su interior. Sin embargo, se vio merodeando a un diplomático iraní en la zona, por lo cual el gobierno tomó la decisión de expulsarlo del país. Antes de que le fuera comunicada esa decisión, el funcionario ya había regresado a Irán alegando que su período había finalizado en Uruguay.

Los dos últimos, colocados en las cercanías de la nueva sede, poseían todos los elementos de una bomba pero no tenían detonador, por tanto no tenían la capacidad de explotar.

Stuczynski, quien fue presidente de la Organización Sionista del Uruguay en dos períodos no consecutivos y es miembro actual de su ejecutivo, señaló que no puede “estar totalmente seguro de los objetivos que buscan quienes colocan estos artefactos”, pero se le ocurre que “uno de los mensajes es a la población en general y a los nuevos vecinos de la embajada en particular, que no es bueno estar al lado de los judíos, que puede ser peligroso”.

“Seguramente puede haber otros objetivos, como medir el tiempo de reacción de los responsables, pero lo desconozco”, añadió a AJN.

Finalmente, consultado sobre la penetración iraní en el continente latinoamericano afirmó: “Es absolutamente preocupante. El número de funcionarios diplomáticos acreditados en cada país no es proporcional a las tareas que Irán desarrolla en el terreno. No entendemos a que se debe la necesidad de tanta cantidad de funcionarios pero tememos saberlo. Obviamente se dedican a otras tareas además de las comerciales y ya tenemos antecedentes de cómo concluyen sus dedicadas labores”.

Además, sostuvo que “existe un indisimulado intento de penetración cultural, a pesar del abismo que divide a ambas regiones. Solamente la izquierda trasnochada y dogmática puede no verlo. Mientras los países latinoamericanos adhieren a los valores occidentales, a la democracia, a la tolerancia religiosa, el régimen teocrático iraní es totalitario, intolerante, agresivo y apoya a todos los grupos terroristas del mundo que bregan por la supremacía islámica”.

“Cabe señalar la cuantiosa inversión que Irán ha realizado para instalar un canal de televisión por cable en español que emite mensajes oficialistas incluso hasta en las telenovelas. Claro que en ese país nada de lo que se comunica puede dejar de ser oficialista, el pensamiento individual está prohibido y los opositores son encarcelados, torturados o asesinados”, concluyó.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat