Inicio NOTICIAS Una vez más con los paraguas

Una vez más con los paraguas

Por
0 Comentario

Inicialmente, AMIA-DAIA habían convocado a una marcha que tenía como punto de partida el predio de Pasteur 633, donde se produjo el atentado, pero la agrupación Familiares insistió en que la concentración debía realizarse en la Plaza de los Dos Congresos porque «se trata de una convocatoria no sólo a la comunidad judía sino a toda la sociedad como fue aquella del ‘94», dijo Czyzewski a Página/12.
La única organización que se distanció fue Memoria Activa, para la que el acto «se trata de una convocatoria destinada a que los que se atribuyen la representación política de la comunidad judía tapen las responsabilidades que les caben. Nunca en diez años convocaron, salvo en los aniversarios del 18 de julio, a marcha alguna por la falta de justicia».
Familiares, AMIA, DAIA y Apemia tienen entre sí diferencias sobre la evaluación del fallo del Tribunal Oral, pero coinciden en dos puntos. El primero es la denuncia de la impunidad y la responsabilidad de los sucesivos gobiernos y el Estado argentino en que a diez años del ataque no se haya encontrado a los culpables, ni siquiera a los integrantes de la conexión local, y que hoy no exista nadie preso por la masacre. El segundo es que todos los convocantes creen que Carlos Telleldín debió ser condenado, no absuelto, porque mintió reiteradamente y por otras pruebas que indicarían que fue cómplice del atentado.
Más allá de estos dos puntos, hay discrepancias. La AMIA considera que, además de los imputados por el armado de una pista falsa como el juez Galeano y los funcionarios menemistas, debería imputarse también a otros como Carlos Ruckauf, Andrés Antonietti y el propio Carlos Menem, no mencionado en el fallo. AMIA también se manifestó de acuerdo en que se investigue a Beraja y demás dirigentes comunitarios. La agrupación Familiares sintoniza bastante con esta postura, pero hoy precisarán su opinión ya que Czyzewski será el único orador de la comunidad judía. La DAIA, por su parte, acompañó al juez Galeano y a los fiscales, por lo que cree que todos los acusados debieron ser condenados. Sus dirigentes de hoy son cercanos a Beraja por lo cual defienden su inocencia. Por último, Apemia, de Laura Ginsberg, señaló que «por más vueltas que le quieran dar, el miserable fallo de los jueces dejó a salvo el papel del Estado en la comisión y el encubrimiento del atentado criminal».
El acto se realizará en la mitad de la plaza, como aquel día lluvioso tres días después del atentado. Hicieron llegar su adhesión numerosas organizaciones: el Instituto Nacional contra la Discriminación, que encabeza Enrique Oteiza, el Diálogo Argentino, que reúne a todos los credos y cientos de organizaciones no gubernamentales, la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, la Asociación Argentina Indigenista y Cáritas, entre muchas otras. Quien también anunció su presencia fue Juan Carlos Blumberg, en tanto que el nuevo embajador de Israel en la Argentina, Rafael Eldad, adhirió a la convocatoria mediante un comunicado en el que señala que «pasados diez años del vil atentado, nos enfrentamos con una realidad en la cual no hay acusados ni responsables. Siento una profunda identificación con el reclamo del acto. Estoy a su lado en la exigencia por encontrar a los culpables y que se haga justicia».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat