Inicio NOTICIAS Tribunal de Jerusalem rechazó un pedido para impedir la expulsión de inmigrantes de Sudán

Tribunal de Jerusalem rechazó un pedido para impedir la expulsión de inmigrantes de Sudán

Por
0 Comentario

El Tribunal de Distrito de Jerusalem rechazó este jueves un pedido de grupos de derechos humanos para impedir la expulsión de los inmigrantes de Sudán.
El ministro del Interior de Israel, Eli Yishai, afirmó que este es el primer paso para la deportación de toda la población inmigrante que ingresó de manera ilegal al país.
El Tribunal de Distrito de Jerusalem emitió la deportación de un grupo de sudaneses y rechazó así un pedido presentado por varias ONG que argumentaban que el regreso de este grupo de inmigrantes a su país de origen significaría un grave peligro.
"Alabo la decisión del tribunal que allanará el camino para la expulsión de cerca de 1.500 infiltrados del sur de Sudán", dijo Yishai. "Espero que esto sea sólo el primer paso para la expulsión de muchos infiltrados de Eritrea y Sudán", añadió Yishai, quien está comprometido con una solución de un edificio que albergar a infiltrados que pueden ser expulsados "para que no se queden en las ciudades israelíes”.
“Esto no es una guerra contra los infiltrados", aclaró Yishai. "Esta es una guerra para la preservación de los sionistas y el sueño judío en la tierra de Israel", añadió.
El vocero del Ministerio del Interior, Sabine Haddad, dijo el jueves que se completaron los operativos para detener a inmigrantes sudaneses.
El objetivo era la deportación de una población de 1.500 inmigrantes ilegales.
"Otro funcionario dijo que en Israel hay 11 empleados asignados para investigar cualquier reclamo de los refugiados, muchos de los cuales podrían ser alguna complicación por la falta de documentación de los solicitantes”, explicó.
Asimismo, el funcionario citado por The Jerusalem Post predijo que el proceso oficial para la deportación de los sudaneses demandará varias semanas.
El 31 de enero, la Autoridad de Población, Migración y Fronteras del Ministerio del Interior anunció la decisión de analizar la situación de los inmigrantes sudaneses que desde el 1 de abril ya no son considerados refugiados y enfrentan el proceso de deportación forzada.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat