Inicio NOTICIAS Partisana de la Segunda Guerra Mundial muere a los 92 años

Partisana de la Segunda Guerra Mundial muere a los 92 años

Por
0 Comentario

 Vitka Kovner, una partisana que participó en operaciones de sabotaje contra las fuerzas alemanas, junto con su esposo y otros judíos durante la Segunda Guerra Mundial, falleció el miércoles pasado en su casa en el kibutz Ein Hahoresh. Ella tenía 92 años de edad.

Kovner creció en Kalisz, Polonia, era la viuda del poeta y partisano Kovner Abba, y participó en operaciones contra objetivos militares alemanes con la Organización de Partisanos Unidos (FPO – Fareynigte Partizaner Organizatsye en yiddish), que se formó en enero de 1942.
"La historia de Vitka Kovner es de lucha, coraje y determinación, no sólo para sobrevivir sino para triunfar, no sólo para salvar su propia vida, sino para con el pueblo judío durante sus horas más difíciles, incluso cuando eso significaba que su propia vida sea amenazada por los nazis", dijo el presidente de Yad Vashem, Avner Shalev en un comunicado emitido por el Museo del Holocausto después de su muerte.
Tras la invasión alemana a Polonia en 1939, Kovner huyó a Vilna, una vez que este pueblo también fue ocupado en junio de 1941, Kovner y otros partisanos del contrabando de armas por la red de alcantarillado a través de FPO, comenzaron a  participar en operaciones de sabotaje contra las fuerzas alemanas.
"Me uní al equipo que fue responsable de los ataques fuera del gueto [Vilna], y mi primera misión importante, junto con Yoske Maskovitz, fue detonar una bomba en el ferrocarril con el fin de dañar el tren que transportaba equipos", dijo Kovner  durante una entrevista con la revista trimestral de Yad Vashem en 2001.
Vitka fue galardonada con una medalla soviética al valor por su participación en el atentado contra el tren alemán.
Tras la eliminación del gueto de Vilna en septiembre de 1943 y de un fallido levantamiento, Kovner y otros partisanos huyeron a la selva Rodniki a 40 kilómetros al sur de Vilna, donde realizaron incursiones y emboscadas contra las fuerzas alemanas, al mando de Abba Kovner. 
Entre 20.000 y 30.000 judíos se unieron a los grupos organizados de resistencia, de acuerdo con la Fundación judía partisana para la Educación en San Francisco.
Vitka llegó a la Palestina en 1946, y se estableció en el kibutz Ein Hahoresh donde se casó con Abba Kovner.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat