Inicio NOTICIAS Atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires, Argentina

Atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires, Argentina

Por
0 Comentario

El 17 de marzo de 1992 una poderosa bomba hizo añicos el edificio de la Embajada de Israel en Buenos Aires llevándose, entre sus escombros, la vida de 29 personas. En un instante, la sede diplomática el convento, el geriátrico y la iglesia quedaron, literalmente, borrados del mapa de la ciudad. Dos días después, una marcha multitudinaria, desde el Obelisco hasta la calle Arroyo, congregaba a más de 100 mil personas. Un «partido de Dios» , Hezbollah, se adjudicaba el atentado como corolario de una serie de amenazas publicas.

La Corte Suprema ordene el peritaje sobre el atentado el que fue realizado por el jefe del grupo de Desactivación de Explosivos y de Instrucción de Explosivos de la Gendarmería Nacional. El resultado fue concluyente: «la explosión se realiza fuera del edificio, cuando un coche bomba impacta contra el edificio de la Embajada». 6 meses después del brutal hecho, la causa se encontraba en estado de «sumario». En 1995 la Corte, en pleno (sus 9 miembros) se hicieron cargo de la causa sin tener «pistas o evidencias» para saber como se había cometido ese aberrante hecho. No había, en ese momento como ahora, detenidos ni procesados. Ni siquiera un sospechoso.

En septiembre de 1996 se creaba, en el ámbito del Congreso de la Nación, una Comisión Bicameral antiterrorista, conformada por senadores y diputados, cuyo objetivo fundamental era realizar el seguimiento a las investigaciones por los atentados contra la Embajada y la AMIA, recopilando toda la legislación y proyectos de ley anti – terrorista para la redacción de una Ley integral que, posteriormente, se incluyera en la discusión la Ley Antiterrorista, la figura del arrepentido y el agente encubierto. El 12 de agosto de 1997 se forma una Secretaria Especial para investigar el atentado a la Embajada, a cargo de Esteban Jorge Canevari. En 1998, por primera vez, un documento oficial admitía a la Jihad Islámica con posible vinculación con el atentado y, el 23 de diciembre de 1999, la Corte Suprema ratificaba la responsabilidad de esa fracción, como brazo armado de Hezbollah.

El 17 de marzo de 2000, en el mismo predio en que se levanta la sede de la misión diplomática israelí, se inaugura la plaza , como memoria y frente al imperativo de «no olvidar» .

Hoy, como ayer, y como el primer día, Israel continua convencido que hay responsabilidad iraní en el atentado a la Embajada y a la Mutual Israelita (18.julio.1994). Un frío monumento, de mármol, levantado en la sede diplomática, recuerda el nombre de los caídos aquel fatídico 17 de marzo. Una replica de la columna, de la casa original, sustenta un versículo que nos impone, cada día, «la reconstruirá como fue» del Profeta Amós.
Cidipal

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat