Inicio NOTICIAS «El Estado de Israel está frente a su sexta guerra de defensa en 60 años»
ENTREVISTA CON LOS TITULARES DE LAS ENTIDADES JUDIAS EN LA ARGENTINA

«El Estado de Israel está frente a su sexta guerra de defensa en 60 años»
ENTREVISTA CON LOS TITULARES DE LAS ENTIDADES JUDIAS EN LA ARGENTINA

Por
0 Comentario

Por Carolina Brunstein y Paula Lugones.-
En medio de los misiles que Hezbollah lanza contra Israel, y mientras se intensifica la ofensiva de las fuerzas israelíes en el Líbano, un grupo de 15 representantes de la comunidad judía argentina se prepara para salir hoy hacia Israel a dar «contención» a los argentinos residentes allí y expresar su solidaridad al gobierno de Ehud Olmert. Los presidentes de la AMIA, Luis Grynwald, de la DAIA, Jorge Kirszenbaum y de la Organización Sionista Argentina (OSA), Silvio Rossjansky, conversaron con Clarín y aseguraron que Israel está frente a «su sexta guerra de defensa».

—¿Cómo evalúan en este momento el conflicto y qué perspectivas de salida ven?

Grynwald: —Esto no es nuevo. Desde setiembre del año pasado, desde que Israel se retiró de la Franja de Gaza, llueven misiles todos los días en Israel.

Kirszenbaum: —La perspectiva es dramática. Es una tragedia en donde a la comunidad judía le duelen todos los muertos, de uno y otro lado. Pero la perspectiva es pesimista siempre y cuando exista una organización dedicada a destruir cualquier posibilidad de paz, como Hezbollah, o Hamas. Nosotros hemos sufrido en carne propia las consecuencias de organizaciones terroristas como Hezbollah en 1992 (con el atentado contra la Embajada de Israel) y 1994 (la voladura de la AMIA).

Rossjansky: —El Líbano, como Estado democrático, debería haber desarmado a Hezbollah y en cambio lo incorporó a su sistema democrático. No entendemos cómo un partido recibe y guarda misiles en los sótanos de los edificios. Mientras se siga manteniendo a este grupo, es muy difícil alcanzar la paz.

—¿Y cómo se podría llegar a una solución?

J.K.— El primer paso es que todos los involucrados reconozcan la legitimidad del Estado de Israel. El segundo, es cumplir la resolución de la ONU 1559, que exige desarticular a Hezbollah. Y eso lleva al próximo paso, que es lo que quieren todos los pueblos y ciudadanos del mundo, la paz.

—Los libaneses argumentan que Israel ocupa el territorio de las Granjas de Chebaa.

L.G: —Israel se retiró del Líbano hace muchos años. Israel se había retirado también de Gaza para encauzar todo Oriente Medio a una solución definitiva y que haya paz. No ayudó. Tampoco ayuda que el presidente iraní niegue el Holocausto y la existencia de Israel.

—¿Ustedes temen una guerra regional? ¿Ven posible que se extienda a Siria o Irán?

J.K.: —Yo lo veo posible. Para nosotros esta situación implica que Israel debe soportar la sexta guerra de defensa por su supervivencia. Están cayendo misiles sobre poblaciones civiles en Haifa, Carmiel, Tiberíades. La posibilidad de un conflicto regional no es lejana y pareciera que ese Estado, cada día tuviera que pedir disculpas o justificar su existencia.

—¿Cómo influyó el bombardeo de civiles a Qana en la imagen de Israel frente a la comunidad internacional?

J.K.: —En principio, es una tragedia, que es producto de la guerra, de la responsabilidad de quienes atacan, como Hezbollah, y de quienes se defienden, como Israel. Es una tragedia que nos duele, a la humanidad le tiene que doler lo que pasó en Qana y lo que pasa en Haifa, en todos los edificios que están siendo desalojados y los civiles muertos en Israel. Respecto de la imagen, es cierto, no es bueno para nadie ser parte de una tragedia de esas características.

S.R: —El norte de Israel está prácticamente deshabitado. La gente está viviendo en refugios o han tenido que ir al sur. También en Israel hay muertos, coches destruidos, la diferencia es que no los mostramos.

L.G.: —Los israelíes están en refugios y en el Líbano los civiles están en las casas cuando tendrían que haber salido.

—Pero Israel está bombardeando puentes, caminos. No podían salir y trasladarse al norte. Hasta para los convoys de la ONU es imposible llegar.

J.K.: —Esa es también la desgracia que padece el pueblo libanés por la falta del cumplimiento por parte de sus gobernantes de la resolución 1559. En una situación como esta, el enemigo de Israel se mimetiza con la población civil.

—Hubo una dura crítica desde Israel a cómo la prensa en el mundo está cubriendo el conflicto. ¿Qué opinan?

J.K.: —Efectivamente, nos parece inadecuado, injusto, el tratamiento que da la prensa internacional al conflicto, porque se pone el énfasis en los muertos de un sólo lado, y la tragedia es abarcativa.

S.R: —Se considera a Israel como un país bélico, por todas las guerras que ha sufrido. Siempre fuimos los agredidos, lo que hizo el Estado de Israel es defenderse.

—Algunos columnistas de medios israelíes también cuestionaron, sobre todo después de Qana, la moralidad del Estado de Israel.

J.K.:—Hay una super exigencia hacia Israel, un doble estándar. A Israel, tras cada situación no deseada le cae una andanada de críticas terribles. Pero los que provocan las víctimas de Israel no son cuestionadas de la misma manera. Israel ha sido satanizado en esta cuestión desde el comienzo de su existencia. Lleva seis guerras de defensa en 60 años. ¿Qué país puede soportarlo?

—¿Cómo está afectando el conflicto a la comunidad judía en la Argentina?

L.G: —Está más unida que nunca, como quedó demostrado en el acto de ayer (por el martes), un acto masivo de solidaridad con Israel y encolumnados para que la paz vuelva a la región y se desarme a los terroristas.

—¿La comunidad judía argentina apoya todo lo que hace Israel o hay alguna crítica?

J.K: —Creemos que los gobernantes de Israel están haciendo lo que creen mejor. Pueden hacerlo con aciertos y pueden tener errores, esos son matices. Pero coincidimos con la esencia, que es la defensa del Estado de Israel, de su gente, y propender a la paz.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat