Inicio NOTICIAS La Yeshiva y el barrio judío medieval de Ruan

La Yeshiva y el barrio judío medieval de Ruan

Por
0 Comentario

 Itongadol.- *Ruan.Normandia. Francia. En Europa entre los años 1880 y 1900 se desarrolló un profundo antisemitismo, algunos de sus fundamentos eran económicos, pero no eran los únicos. En Francia existió a partir de la década de 1880, un vigoroso movimiento antisemita de carácter popular, con prensa propia y una literatura muy difundida.

El Caso Dreyfus fue una de sus evidencias más concretas, durante el transcurso del caso fue creada la Accion Francaise. Sus principales ideólogos fueron Charles Maurras, que sostenía que los judíos junto a otros grupos no podían actuar en la vida pública francesa que, debería quedar restringida a quienes contaran por lo menos con tres generaciones de antepasados franceses. Maurice Barrés fue el otro promotor de esta ideología profundamente reaccionaria y antisemita, para él los judíos estaban automáticamente excluidos de la vida francesa ya que la nacionalidad era una cuestión de la “tierra y los muertos “, un asunto de generaciones que habían vivido y habían sido enterradas en el suelo de Francia. Evidentemente desconocían deliberadamente la muy antigua presencia de los judíos en el territorio francés. Entre otros testimonios de esa presencia nos ocuparemos de la historia de los judíos de la Normandía. Aunque los judíos habitaron en las tierras hoy francesas desde tiempos, muy antiguos, tal vez tan o más lejanos que los de estos racistas xenófobos estuvieran dispuestos a reconocer.

El Barrio judío de Ruan

En la época romana, el barrio judío – terra judaeorum –se extendía a lo largo de tres hectáreas, antiguo sitio ocupado por los galos, situado en el sector noroeste de la ciudad romana. Limitada al sur por la actual Rue du Gros-Hologe – y al este por el cardo (centro de las ciudades romanas) actualmente la llamada Rue des Carmes. La Rue Aus Juifs – vicus judaeroum – forma parte de la calle principal y en la Edad Media estaba rodeada, como todas las calles adyacentes, de casas de tres o cuatro pisos. En el siglo XII el barrio judío contaba entre 5.000 a 6.000 habitantes, lo que era entre el 15 y 20% de la población total de Ruan. Al norte de la calle se encuentra una plaza llamada de los Judíos, una escuela rabínica descubierta en 1976, y al sur la sinagoga principal, en la actual Rue Aux Juifs. En la Edad Media, la presencia judía no fue un hecho aislado, el historiador norteamericano Norman Golb ha hallado en territorio normando, otros 85 sitios que testimonian su existencia, ha identificado las calles de los judíos situados también en el centro de la ciudad, como en Pont-Audemer y en Fécamp, que en pleno campo, pero también en aldeas, llevan nombres tales como Les Juifs (Los Judíos ) o La Juiverie (La Judería) lo que demuestra que en tiempos muy antiguos los judíos que vivieron allí fueron agricultores y pastores.

Un edificio judío fue descubierto en 1976 por una de esas cosas del azar, bajo el patio del Palacio de Justicia en Ruan, Francia. Era una construcción monumental, un ejemplo notable de arquitectura romana donde su calidad y elegancia, según el historiador Norman Golb, “daban un evidencia palpable de las características de la comunidad judía de Ruan en la Edad Media”. Construido durante el primer decenio del Siglo XII, este era un edificio de grandes proporciones, sólo su planta baja ha sido completamente preservada, los pisos superiores fueron destruidos cuando comenzó la construcción de los tribunales en 1499.

La Escuela (Schule o Shill) de Ruan o Scola Rothomagi – expresión que apareció por primera vez en un texto en latín en 1203 para designar a la Yeshivá de Ruan, estaba capacitada para recibir un gran número de estudiantes, entre 50 a 60, procedentes de la Normandía. Academias de este tipo han existido en otras grandes ciudades como París, Reims, Narbona o Marsella. Pero en Francia, como en otros lugares, la evidencia concreta de estas instituciones ha desaparecido con el paso del tiempo, excepto en Ruan

Iluminada por cuatro ventanas en la pared orientada hacia el norte, la sala de abajo era utilizada como biblioteca y contenía entre unos doscientos y trescientos manuscritos. Guardados en armarios colocados contra las paredes, estaban allí para ser utilizados por los estudiantes y leídos en los pisos superiores de una torre, accesibles por una escalera en espiral. En el primer piso se han encontrada vestigios de banquetas fijas en las paredes, formando probablemente parte de la sala principal de estudios. Mientras que en el segundo piso estaban las habitaciones reservadas para los maestros que trabajaban solos o con pequeños grupos de estudiantes.

Una quincena de grafiti, en hebreo, hallados sobre las paredes evocan los nombres de personas – Josué, Amram, Isaac… – , expresan la esperanza de que « la Torah de Dios existe [para siempre] » o recordar una cita del libro de los Reyes en el forma de súplica : « Que esta casa sea sublime ». Sin duda es posible leer allí la expresión espontánea de estudiantes que buscan manifestar su amor por los estudios y el orgullo por frecuentar esta elegante escuela o, más simplemente, queriendo dejar para la posteridad un recuerdo de su paso en esta prestigiosa institución.

A pesar de que hay quienes niegan que este edificio fue en el pasado una academia rabínica, las pruebas que lo demuestran son muy numerosas e importantes. En la Edad Media existía la obligación de que hubiera una yeshivá en cada ciudad grande, y esto era especialmente importante en Ruan, porque además era uno de los dos reinos judíos determinados durante el reino de Carlomagno.

Esto ha sido demostrado por un texto en hebreo, redactado alrededor de 1150, que ha sido mencionado en un acta en latín en 1203, por la cual el rey Juan Sin Tierra anula las deudas con cinco prestamistas judíos, incluyendo a un tal Abraham de la Scola Rothomagi. Otra prueba es la existencia de un proceso en 1363 donde se habla de un sitio que está claramente identificado con el norte de la calle de los judíos, donde se afirma que «lescole as juys», se halla en “en la paroisse Saint-Lô “el edificio mencionado se hallaba a sesenta metros de la sinagoga, de acuerdo con las normas rabínicas según la cual la escuela debía ser construida cerca de la sinagoga pero separada de ella. Otra de las pruebas es la suntuosidad del edificio: su tamaño monumental, casi dos veces más importante que la sinagoga, la riqueza de su ornamentación arquitectónica concuerdan perfectamente con la afirmación de Maimónides “la santidad de una escuela rabínica es superior a la santidad de una sinagoga”. Una entrada por el medio de la pared lado sur, demuestra que este lugar no fue una sinagoga, porque en la época medieval de acuerdo a una tradición rabínica bien establecida, la entrada en las sinagogas europeas estaba siempre situada en el muro oeste.

En la Edad Media, la influencia de la comunidad judía de Ruan era considerable. En 1131, durante el cisma que tuvo lugar en la Iglesia Católica entre los Papas Anacleto II e Inocencio II, éste llegó a Ruan para solicitar el apoyo de la ciudad. El rey de Inglaterra, Enrique I, le manifestó al Papa Inocencio “que los presentes que le entrega no son solo en forma personal por parte del rey, también son de parte de los nobles y de los judíos". Se dice que los judíos de Ruan podían influir para el reconocimiento del Papa sobre los judíos de Europa Occidental, hasta el punto que, diez años más tarde, Pedro el Venerable considera necesario aclarar que el Mesías anunciado por los judíos no podría evidentemente encarnarse “en ese rey que algunos de vosotros pretenden que se halla en Narbona y que otros pretenden se halla en Ruan". Del mismo modo, cuando Guillermo el Conquistador conquistó Inglaterra en 1066, llevó judíos de Ruan a Londres para iniciar una comunidad hermana que se convirtió poco a poco en autónoma.

Así, la Carta de 1190, promulgada en Ruan les concernía tanto a los judíos de Inglaterra como a los de Normandía. Es que en 1190 fue creado el “presbiterio de todos los judíos de toda Inglaterra” Un hijo del Rabbi Yossi, director de la Escuela de Ruan, fundó en Londres en 1150 la Scola Judaeorum y un nieto se convirtió en 1207 en el gran Rabino de Inglaterra. Muchas de las reglas en vigor en las comunidades judías de Europa Occidental fueron establecidas en sínodos reunidos en Ruan. Algunas de las obras realizadas por los maestros de la Escuela de Ruan, tuvieron un eco considerable a través de Europa, all estuvo viviendo Abraham Ibn Ezra uno de los mas grandes eruditos judíos de la época, "no sólo comentarista de la Biblia, sino también especialista en el calendario, la astronomía, la astrología y la gramática " y que tradujo el Éxodo,y se escribieron también del gran Majzor ilustrado por Cresbia o los Tossafot de Menahem Vardimas. Y gracias a la invención de la imprenta, la versión del Talmud de Babilonia reeditado por Simson de Chinon ha asegurado durante largo tiempo el saber talmúdico de los judíos de Normandía con gran preeminencia sobre todas las yeshivot de Europa Central y Oriental. Se han hallado Mikvés del Siglo XIII en Estrasburgo, la Sinagoga del Rashi en Worms y siempre aparecen testimonios arqueológicos desde esos tiempos tan remotos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat