Inicio CONFLICTO PALESTINO Opinión. Tratando a Saeb Erekat. Por David Horovitz*

Opinión. Tratando a Saeb Erekat. Por David Horovitz*

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Uno de los primeros defensores palestinos de las conversaciones con Israel sobre una solución basada en dos Estados, Saeb Erekat, a lo largo de los años, ha demostrado ser un adversario formidable y a veces malévolo.

En el punto álgido de la segunda Intifada, en abril de 2002, cuando las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) entraron en el campamento de refugiados de Jenin desde el que se estaban enviando oleadas de terroristas suicidas palestinos para atacar a los israelíes, Erekat estuvo al frente de una campaña de desinformación extraordinariamente potente en la que se afirmaba que los soldados de Israel habían matado a cientos de civiles palestinos allí, masacrándolos a sangre fría y enterrándolos en fosas comunes. Entre 50 y 55 palestinos, la mayoría de ellos hombres armados, y 23 soldados israelíes perdieron la vida en una sangrienta batalla.

Las horribles acusaciones falsas difundidas por Erekat y sus colegas recibieron amplia credibilidad e inmensa cobertura en gran parte de los medios de comunicación internacionales, como por ejemplo en Gran Bretaña, donde esas acusaciones ocuparon las primeras planas de las noticias y fueron citadas en el Parlamento. La imagen de Israel, que ya lleva mucho tiempo siendo atacada, nunca se ha recuperado del todo.

Semanas después, recuerdo haber visto al elocuente y apasionado Erekat describiendo en vivo en la CNN cómo las tropas israelíes estaban en el proceso de asaltar y quemar la Iglesia de la Natividad en Belén. Erekat no estaba allí, sino que estaba hablando desde su ciudad natal, Jericó. La afirmación incendiaria, de nuevo, era falsa e inmensamente dañina para Israel.

Pero el Secretario General de la OLP no sólo se ha mostrado como un malicioso propagandista antiisraelí, sino que también ha sido el hombre de confianza del Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en la aplicación de una estrategia profundamente perjudicial para la causa de su propio pueblo. En su declarada búsqueda de un Estado palestino, él y su jefe, sin embargo, dejaron de lado la oferta de paz de 2008 del primer ministro Ehud Olmert; se mantuvieron alejados de las conversaciones durante nueve de los diez meses en que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, persuadió al primer ministro Benjamin Netanyahu para que detuviera la construcción de nuevos asentamientos; y supervisaron una campaña diplomática de defensa de la ley diseñada para perjudicar la posición de Israel en todos los foros internacionales imaginables.

Más recientemente, rechazaron preventivamente la propuesta de paz de la administración Trump, se negaron a volver a participar cuando los Emiratos Árabes Unidos obtuvieron la suspensión de la propuesta de Netanyahu de anexar hasta el 30% de Cisjordania, y, en su lugar, castigaron a los Emiratos Árabes Unidos por clavar una «daga envenenada» en el corazón de la causa palestina.

F140401IR033-e1398127977934-640×400

Erekat junto al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

Enfurecidos por los planes de anexión de Netanyahu, los dirigentes palestinos han roto la mayoría de los tratos con Israel, en detrimento directo de su pueblo, en particular negándose a aceptar los ingresos fiscales que Israel recauda en nombre de la AP para las importaciones y exportaciones palestinas.

Lo que es más importante en el caso de Erekat, la Autoridad Palestina también canceló los acuerdos por los que los palestinos que necesiten un tratamiento médico que no esté disponible en las zonas de su jurisdicción pueden ser trasladados a hospitales israelíes. Estas medidas no se han revocado, aunque la anexión ya no está en vigor, y sin embargo, Israel y las Naciones Unidas han formulado un mecanismo por el cual los pacientes palestinos son nuevamente trasladados a complejos hospitalarios en el Estado judío.

Sólo una cosa más: la AP, a principios del verano, se negó a aceptar la entrega de dos aviones cargados con toneladas de suministros médicos de los Emiratos Árabes Unidos para ayudar en la batalla contra COVID-19, incluyendo equipos de protección, insumos médicos y respiradores – porque la carga fue transportada por avión al aeropuerto israelí Ben Gurion. Esto, por cierto, fue meses antes de que los Emiratos Árabes Unidos anunciaran que estaban estableciendo relaciones con Israel.

En este momento, Saeb Erekat, de 65 años, está internado en terapia intensiva en el Centro Médico Hadassah Ein Kerem, de Jerusalem, con un cuadro grave de COVID-19. El tratamiento, según el hospital, es extremadamente complicado porque tiene un historial de problemas médicos, incluyendo un transplante de pulmón en 2017. El hospital dijo que ha estado contactando con expertos internacionales para que le den su opinión.

Erekat fue llevado a Hadassah, según el Departamento de Negociaciones de la OLP, porque su condición requería «atención médica especial y supervisión».

פרופ-זאב-רוטשטיין-צילום-אבי-חיון-300×480

Zeev Rothstein

«El Sr. Erekat está recibiendo atención profesional de primera clase como todos los pacientes graves de coronavirus en Hadassah, y el personal hará todo lo posible para ayudar a su recuperación», dijo el domingo Zeev Rothstein, director del hospital.

Hay todo un mundo de tragedias, ironías, hipocresías tan sucias y flagrantes que realmente no necesitan ser explicadas, y, potencialmente, lecciones en esta historia – sobre lo que la coexistencia genuina entre Israel y los palestinos podría lograr, sobre el liderazgo fallido, sobre lo que en última instancia es más importante para todos nosotros.

Realmente espero que Saeb Erekat viva para interiorizar y beneficiarse de algunas de esas lecciones. Lo que es seguro es que un hospital líder en el Estado de Israel está haciendo todo lo posible para darle esa oportunidad. Por supuesto que sí. «En Hadassah, tratamos a cada paciente como si fuera nuestro único paciente», aseguró Rothstein.

*editor fundador de The Times of Israel.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat