Inicio MEDIO ORIENTE Arafat pensaba que Abbas conspiraba para deshacerse de él

Arafat pensaba que Abbas conspiraba para deshacerse de él

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- El ex líder palestino Yasser Arafat estaba convencido de que Mahmoud Abbas estaba conspirando contra él a instancias de Israel y Estados Unidos, según documentos clasificados filtrados a medios palestinos en los últimos días.

Los documentos consisten principalmente en testimonios de altos funcionarios palestinos que comparecieron ante la comisión especial creada por la Autoridad Palestina para investigar las circunstancias que rodearon la muerte de Arafat en noviembre de 2004.

No está claro quién está detrás de las filtraciones. Además, no está claro si los documentos son auténticos, ya que altos funcionarios palestinos se negaron a confirmar o negar su autenticidad.

Los testimonios muestran que un gran número de funcionarios palestinos estaban convencidos de que la muerte de Arafat fue causada por un «juego sucio».

Arafat, según los funcionarios, también estaba convencido de que se enfrentaba a una conspiración regional e internacional para sacarlo del poder tras el inicio de la Segunda Intifada en 2000.

Los documentos revelan el alcance de la mala sangre que prevalecía entre Arafat y Abbas y muestran que la mayoría de los líderes de los países árabes se habían distanciado del ex líder palestino tras el estallido de la Segunda Intifada.

Un funcionario palestino que testificó ante la comisión de investigación afirmó que Arafat despreciaba a Abbas hasta el punto de que una vez lo llamó «hijo de puta» y lo comparó con Hamid Karzai, el ex presidente de Afganistán que fue ampliamente condenado como «la marioneta en jefe de los Estados Unidos».

La comisión de investigación, que no ha publicado sus hallazgos, está encabezada por Tawfik Tirawi, un ex comandante de la Inteligencia General de la Autoridad Palestina que recientemente fue despedido por Abbas de su trabajo como jefe del Consejo de Administración de la Academia Palestina de Ciencias de la Seguridad de la Universidad al-Istiqlal, con sede en Jericó.

Tirawi, miembro del Comité Central de Fatah, se ha convertido en los últimos años en un crítico sonoro de Abbas y el liderazgo de la Autoridad Palestina.

Según informes no confirmados, Abbas decidió castigar a Tirawi después de que este último criticara la decisión del titular de la Autoridad Palestina de nombrar al funcionario de Fatah Hussein al-Sheikh como secretario general del Comité Ejecutivo de la OLP. Sheikh es visto por algunos palestinos como uno de los favoritos en la sucesión de Abbas.

Los documentos aparecieron en varios medios de comunicación palestinos poco después de la destitución de Tirawi, lo que generó especulaciones de que él podría estar detrás de las filtraciones como parte de un intento de avergonzar a Abbas y sus principales ayudantes.

Sin embargo, Tirawi dijo que la filtración del documento era parte de un ataque organizado destinado a “asesinar” su reputación e interrumpir el trabajo de la comisión de investigación sobre la muerte de Arafat.

Tirawi dijo que los jefes de las fuerzas de seguridad palestinas han ignorado su demanda de investigar la debacle del documento.

Tirawi insinuó que algunos de los documentos fueron obtenidos por piratas informáticos y se comprometió a “seguir en todos los sentidos este proceso de piratería y llevar a juicio a los perpetradores”.

En su declaración ante la comisión de investigación, el ex ministro del Interior de la Autoridad Palestina Hakam Balawi dijo que los líderes de Fatah estaban al tanto de la disputa entre Arafat y Abbas.

“Abu Mazen (Abbas) es una persona temperamental a la que no le gustaba Abu Ammar (Arafat) y tenía ambiciones personales dentro de Fatah y la Autoridad Palestina”, dijo Balawi. “En todo momento hubo una ruptura entre ellos. No había respeto entre los dos, y nosotros, como miembros del Comité Central [de Fatah], sabíamos el alcance del odio de Abu Mazen hacia Abu Ammar y su objeción a muchas de sus decisiones”.

Los miembros de la comisión de investigación le preguntaron a Balawi si alguna vez había escuchado a Arafat llamar a Abbas el “Karzai palestino”.

Balawi respondió: “Sí, lo escuché directamente de él. Él (Arafat) consideró que Abu Mazen estaba afiliado a Israel y Estados Unidos y que estaba trabajando en su contra”.

También se cita a Balawi diciendo a la comisión de investigación que Arafat sintió dolor y amargura cuando Abbas se convirtió en primer ministro de la Autoridad Palestina en 2003 bajo presión occidental.

“Recuerdo que en una ocasión él (Arafat) lo maldijo y lo llamó ibn sharmouta (hijo de puta)”, según el testimonio de Balawi del 2 de agosto de 2012.

Jamal Muhaissen, otro alto funcionario de Fatah, dijo a la comisión de investigación el 7 de mayo de 2014 que la disputa entre Arafat y Abbas era “muy profunda”. Y agregó: “Toda la verdad sobre la disputa es bochornosa y vergonzosa”.

Se cita que Nabil Abu Rudaineh, quien se desempeñó como portavoz de Arafat, confirmó a la comisión que había una “amplia brecha” entre Arafat y Abbas.

“Hay muchos detalles que no puedo divulgar”, dijo Abu Rudaineh, quien actualmente se desempeña como portavoz de la Autoridad Palestina, en una declaración a la comisión el 28 de julio de 2012. “El liderazgo palestino tiene una línea roja”.

El ex primer ministro de la Autoridad Palestina Ahmed Qurei (Abu Ala) también compareció ante la comisión de investigación, según un documento fechado el 30 de julio de 2012. Él también confirmó que Arafat creía que Abbas estaba confabulado con Israel y Estados Unidos para sacarlo del poder.

“Es cierto que varias personas cercanas a Abu Ammar querían deshacerse de él por motivos personales”, dijo Qurei a la comisión. “Pero en ese momento recuerdo muy bien que Abu Mazen, en la mayoría de sus reuniones con diplomáticos y políticos, solía insinuar el papel de Abu Ammar en frustrar los esfuerzos de paz [con Israel]. Por supuesto, esto es difamación. Él (Abbas) buscó distorsionar su imagen (la de Arafat) ante la comunidad internacional. Abu Mazen confió en el respaldo israelí y estadounidense y se vio a sí mismo como el funcionario más poderoso”.

Qurei también fue citado diciendo que “algunas personalidades palestinas practicaron el asesinato político” contra Arafat con la esperanza de despojarlo de sus poderes y convertirlo en una figura ceremonial.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat