Inicio AVANCES Empresa israelí afirma que sus perros detectan el cáncer con precisión y mucho antes que los médicos

Empresa israelí afirma que sus perros detectan el cáncer con precisión y mucho antes que los médicos

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- Si está acostumbrado a que su perro reconozca cuando está enfermo, e incluso intente cuidarlo, no llamará su atención que SpotItEarly entrene a los perros para que diferencien, a través del olor, entre personas sanas y no sanas. La empresa israelí afirma que los perros pueden ser precisos en la detección del cáncer, y pueden hacerlo mucho antes que los sistemas de diagnóstico existentes, que también son mucho más caros, menos accesibles y ciertamente menos agradables. Evidentemente, acariciar a un perro es la forma más barata, sencilla y agradable que se pueda imaginar de realizar un cribado del cáncer (pruebas médicas que se realizan cuando la persona está sana y no presenta ningún signo de enfermedad).

Para que la prueba sea aceptada por el mercado, debe ser lo suficientemente precisa como para detectar el cáncer en al menos un porcentaje de las personas que, de otro modo, no acudirían al cribado o cuyo cáncer no se detectaría mediante éste. Debe detectar la enfermedad con la suficiente antelación, sin provocar que las clínicas de diagnóstico (especialmente los centros de diagnóstico por imagen avanzados) se vean invadidas por falsas alarmas. ¿Pueden los perros diagnosticar realmente la enfermedad con precisión? La empresa aún no hizo públicos los resultados de los ensayos clínicos oficiales, pero su primer ensayo ya está en marcha, y sus directivos se muestran optimistas, basándose en las partes de los resultados que pudieron ver hasta ahora. En un estudio preliminar, la tecnología de la empresa demostró su sensibilidad a la hora de detectar la presencia de un cáncer en fase inicial.

La prueba realizada con perros diagnostica la presencia de varios tipos de cáncer: de pulmón, de próstata, de mama, de colon y posiblemente de otros tipos. La empresa afirma que, en las primeras fases de la enfermedad, los tumores cancerosos segregan, primero en la sangre y luego en el sistema respiratorio, moléculas portadoras de compuestos orgánicos volátiles (COV). Cada tipo de cáncer tiene su propio olor, y también tienen un denominador común.

Los sujetos de prueba, quizás por desgracia, no se encuentran con los perros. Más bien, exhalan en una máscara facial durante cinco minutos. Esto puede hacerse en casa, en un centro de diagnóstico o en una clínica. A continuación, la mascarilla se envía al laboratorio de la empresa, donde las muestras se introducen en estaciones de olfateo y los perros pasan entre las estaciones. Cada muestra es escaneada por varios perros, para eliminar las distorsiones debidas a las diferencias entre perros, o a variables como que un perro esté resfriado o de mal humor. Y si le preocupa que los perros estén trabajando duro, según la empresa, se trata de un juego divertido para ellos.

Los perros no sólo están entrenados para ladrar cuando encuentran una prueba relevante, sino que también llevan sensores. Un sistema de inteligencia artificial analiza la respuesta física del perro a cada muestra.

La empresa fue fundada por cuatro amigos de toda la vida: los tecnólogos Roi Ofir, Ohad Sharon y Udi Bobrovsky , y el antiguo comandante de la unidad canina «Oketz» de las Fuerzas de Defensa de Israel, el coronel Ariel Ben Dayan.

No es la primera vez que la idea de diagnosticar el cáncer utilizando perros es noticia. En 2019 el laboratorio Dog Prognose anunció que se podía enviar una muestra de saliva y recibir una respuesta inmediata sobre si se tenía cáncer. El laboratorio, creado por el adiestrador de perros Uri Beckman, informó incluso de que había diagnosticado a una mujer un cáncer que las pruebas clásicas no habían detectado. Dog Prognose sigue figurando como activo en la web de Beckman, pero no tiene actividad significativa ni en Internet ni en las redes sociales desde hace casi tres años.

Muchas empresas y laboratorios están intentando desarrollar herramientas tecnológicas para diagnosticar enfermedades, utilizando no perros, sino diferentes tipos de sistemas químicos y tecnologías para detectar y analizar las moléculas que los humanos emiten al aire. Exalenz Biosciences, adquirida por Meridian Bioscience en febrero de 2020, es capaz de diagnosticar la enfermedad por H. pylori analizando el aliento del paciente. Scentech Medical está desarrollando una «nariz electrónica» para detectar el coronavirus y otras enfermedades, al igual que el laboratorio del profesor Hossam Haick en el Technion (Instituto Tecnológico de Israel). Sin embargo, en la actualidad todavía no hay tecnologías de diagnóstico de «nariz electrónica» en el mercado.

En los próximos años el mercado podría estar repleto de nuevos avances en la detección precoz del cáncer. Un gran número de empresas, grandes y pequeñas están desarrollando tecnologías de «biopsia líquida» (también «biopsia de fluidos»). La idea es detectar una cantidad muy pequeña de células cancerosas en la sangre u otras secreciones, para lograr fácilmente una detección mucho más temprana, así como una clasificación precisa del cáncer. Pero ninguna de estas empresas ofrece la posibilidad de abrazar a un perro como parte del proceso de diagnóstico.

SpotItEarly completó una ronda inicial de 6,2 millones de dólares con la participación del fondo estadounidense-israelí Hanaco Ventures, que invierte principalmente en software; Jeffrey Swartz, antiguo propietario y director general de Timberland; el capitalista de riesgo Michael Eisenberg; el director general de Wix; Avishai Abrahami; y el director general de Fox-Wizel, Harel Wizel.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat