Inicio NOTICIAS Israel. El presidente Rivlin llegó a Estados Unidos y publicó un editorial en el Washington Post

Israel. El presidente Rivlin llegó a Estados Unidos y publicó un editorial en el Washington Post

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- El diario estadounidense “The Washington Post” publica un siguiente editorial del presidente de Israel, Reuven Rivlin. Bajo el título “Lo que Israel debe hacer para sentar las bases para la paz”, Rivlin expresa:

 
“En momentos en que escribo esto, no hay ninguna solución actualmente viable al conflicto palestino-israelí. No hay un proceso diplomático en curso, y no hay indicación de negociaciones inminentes. Sin embargo, incluso sin un camino a seguir, sin un calendario claro para poner fin al conflicto – esta tragedia que nos envuelve a todos – tenemos el deber de reconocer dónde y cómo podemos tomar medidas eficaces para mejorar la perspectiva de que seamos capaces de vivir juntos, judíos y árabes, en nuestra región, ya que estamos destinados más que condenados a hacerlo.
 
Israel debe tomar medidas para mejorar la situación independientemente del debate territorial geopolítico, pasos que toda persona sensata entiende que servirán al mismo tiempo a los intereses morales y prácticos de Israel. Sin responder a la pregunta de si Israel hoy en día tiene un socio palestino para la paz, es evidente que la construcción de la nueva ciudad palestina, Rawabi, es interés de Israel. 
Del mismo modo, está claro que el cultivo de los canales de comunicación y cooperación entre empresarios israelíes y palestinos, educadores y personalidades de la cultura mejora nuestra situación. ¿Hay alguien que no vea el valor y la importancia de que la mayoría de la población judía pueda hablar árabe (un plan que estoy contento de ver que se ha llevado al Parlamento)? Respecto de todas estas posibilidades, deberíamos haber comenzado ayer.
 
Incluso en Jerusalem, vista por muchos como el mayor desafío diplomático a cualquier tratado de paz, no hay mucho que podamos hacer. Cabe entender que el derecho israelí ha ignorado durante mucho tiempo la parte oriental de la ciudad debido a diferencias políticas internas, mientras que la izquierda ha descuidado igualmente invertir en la necesidad de infraestructura para servir a los 300.000 palestinos de la ciudad, como parte de una ideología de separación política de los palestinos. 
 
Así, en el debate sobre el futuro, hemos dejado de lidiar con las partes orientales de Jerusalem en el presente – y, por lo tanto, literalmente abandonado la seguridad de los habitantes judíos y el bienestar de los árabes. 
 
¿Alguien piensa que ocuparse de infraestructura, carreteras, escuelas y centros médicos de Jerusalem Este puede o debe esperar hasta el final del conflicto? ¿Hay alguien que piensa que las consecuencias de estas disparidades económicas en la ciudad se detendrán frente a las fronteras políticas, genuinas o ficticias? ¿Frente a paredes o vallas de concreto? ¿O como resultado de tal o cual acuerdo sobre la soberanía?
 
En el calor de nuestra controversia interna sobre las fronteras del país, el carácter de nuestros vecinos y la naturaleza de un acuerdo definitivo o su viabilidad, somos propensos a ignorar la necesidad de la gestión de las relaciones entre las personas en el presente. Pero es aquí y ahora en que las personas – incluyendo niños y jóvenes – viven realmente. Es el presente en el que se forma su conciencia y su camino en la vida se cristaliza.
 
La confianza, sin embargo, no se puede construir de manera unilateral. Está claro que los palestinos deben poner fin a la incitación y la violencia contra Israel. Deben terminar con el rechazo de la existencia misma de Israel. A los jóvenes palestinos les digo: durante demasiados años, la sangre se ha derramado como agua en esta tierra. Ninguna sangre es más roja que otra. Las vidas importan. Nuestras vidas son importantes. 
Vuestras vidas son importantes. Insto a los padres y educadores palestinos a fomentar en sus jóvenes sueños de vida, no aspiraciones de muerte. La lucha entre nuestros pueblos ya ha visto demasiada muerte y derramamiento de sangre, más muerte y derramamiento de sangre no va a resolverla.
 
Al mismo tiempo, la comunidad internacional, encabezada por Estados Unidos, tiene un papel crucial que desempeñar. La inversión en medidas como las mencionadas, consolidar los valores y fomentar el diálogo y la cooperación puede ayudar a sentar las bases para un acuerdo futuro – cuando sea que se produzca – y hacer su éxito cada vez más probable.
 
Ninguno de nosotros está exento de la obligación de preguntarnos: ¿Cuál es el legado positivo vamos a dejar a las generaciones futuras en términos del conflicto palestino-israelí? Lamento decir que no parece que seremos capaces de legarles la paz – pero podemos dejarles algunos avances. Incluso si éstos son focalizados o embrionarios, podemos construir la confianza entre los dos pueblos y liderazgos, para que ellos no tengan que comenzar como nosotros hoy en día, desde cero”.
 
 
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat