Inicio NOTICIAS Argentina. Presidente Academia Lengua Hebrea: “Todos los años mueren idiomas, pero hebreo no porque mantuvo su uso\»

Argentina. Presidente Academia Lengua Hebrea: “Todos los años mueren idiomas, pero hebreo no porque mantuvo su uso\»

Por
0 Comentario

Itongadol.- “Todos los años mueren cuatro o cinco idiomas en el mundo, pero el hebreo no porque mantuvo su uso: era la lengua de las plegarias y la literatura, pero necesitaba una sociedad que la hablara y cuando los judíos volvieron a Israel y decidieron que ése fuera su idioma, revivieron su oralidad”, explicó el presidente de la Academia de la Lengua Hebrea, de la Universidad Hebrea de Jerusalem, Moshé bar Asher (foto), en un encuentro con la prensa en la AMIA, que lo invitó a dar una serie de conferencias a lo largo de la semana pasada.

“Ningún idioma se queda en su lugar, pero contrariamente al español o el inglés, que tienen diferencias con los de hace 500 años, en el hebreo hay una unión con todas las épocas, a pesar de los cambios que se sucedieron: alrededor del 85 ó 90 por ciento de las palabras del idioma actual se encuentran en el Tanaj y el Talmud; es algo único”, destacó.

Pero no todas son buenas: “De los 10-11 millones de judíos que están fuera de Israel, menos de 250.000 saben hebreo, pero soy optimista porque si la gente no religiosa manda a sus hijos a una escuela comunitaria -estuve en Bet El y Wolfsohn y quedé muy impresionado con el trabajo de los docentes y los chicos-, significa que les importa ser judíos y hay que mostrarles el camino para que lo sigan siendo y tengan algo que los asocie a sus pares de Nueva York e Israel; el aprendizaje de textos judíos y no el cumplimiento de mitzvot es lo que puede fortalecer su identidad”, aseveró el profesor emérito de la Universidad Hebrea de Jerusalem

De todos modos, “conocí la generación anterior en la Argentina: hace 40 años casi todos los jóvenes de Buenos Aires hablaban un hebreo excelente y hoy necesitamos traducción al castellano; así y todo están mejor que el resto” porque, por ejemplo, “a Francia llegaron judíos de Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto y toda esa generación sabía hebreo, pero sus hijos, aun cuando reciben educación judía, no lo hablan”, y eso pasa en todo el mundo “porque incluso el Talmud y el Tanaj se aprenden en otro idioma y no se hace el esfuerzo” de hacerlo en hebreo, criticó.

“Estudiar diez horas semanales (de hebreo) no es poco si se las sabe aprovechar”, concedió Bar Asher, quien resignó sus diez días de vacaciones para viajar a la Argentina.

“Antes, la mayoría del pueblo judío hablaba ídish, hoy eso solo se encuentra entre los ultraortodoxos, y pienso que el hebreo no es solo un idioma, hace a la cultura judía, que puede ser religiosa, secular, intermedia; si fuera por el idioma, sería mejor aprender inglés…”, admitió.

“En todo el mundo, los padres quieren que sus hijos triunfen en la vida, y para eso tienen que estudiar para médico, computación, alta tecnología; por eso buscan el inglés, y es legítimo, pero de todos modos hay que preguntarse qué puede unir a los judíos del mundo, y la religión y la tierra no (son la respuesta) porque muchos viven fuera de Israel y la mayoría del pueblo no es observante, pero sí está vinculada con el hebreo a través del Tanaj, el Midrash, (el poeta nacional Jaim Najman) Bialik y otros escritores laicos”, subrayó el experto.

Por otra parte, “me reuní con las autoridades de la AMIA, que me hicieron un gran agasajo, y también estuvieron la embajadora (de Israel, Dorit Shavit) y presidentes de escuelas; fue muy interesante”, contó el presidente de la Academia de la Lengua Hebrea.

Además, “brindé una conferencia para ex y actuales morim y les propuse una nueva metodología con dos o tres caminos para mejorar la enseñanza del hebreo y obtener resultados: cuando aprendés una lengua foránea, hay problemas de riqueza de vocabulario y gramaticales y siempre recomiendo construir primero un diccionario en base a textos”, prosiguió.

“En el pueblo judío podemos ser argentinos, peruanos, de Panamá o Estados Unidos, pero queremos algo personal que nos una y si no podemos hablar hebreo, que al menos podamos leer textos que sean nuestro documento de identidad”, finalizó Bar Asher.

Durante su estadía también se encontró con alumnos, directivos y docentes de Talpiot, Martin Buber, Scholem Aleijem, Toratenu, Seminario Rabínico Latinoamericano y Jaim Najman Bialik de Rosario, entre otros.

Las actividades para adultos, organizadas por la AMIA, fueron: “Del renacimiento de la lengua hebrea al hebreo en el siglo XXI”; “El hebreo, valor imprescindible para la comprensión de la cosmovisión del judaísmo”, en el Seminario Rabínico Latinoamericano; “Lengua, multiculturalismo y globalización”; “El hebreo en Israel y las comunidades judías del mundo” y “El lugar de la lengua en la construcción de la identidad”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat