Inicio NOTICIAS Opinión. ISIS en Israel: El principio

Opinión. ISIS en Israel: El principio

Por
0 Comentario

Itongadol.- Por Flavio Goldvaser. En septiembre del 2014 el Estado de Israel declaraba al grupo islamista ISIS también conocido por su acrónimo DAESH en árabe, Organización terrorista, en lo que solo parecía ser un acto simbólico de solidaridad frente a la barbarie planteada en su guerra étnica contra los pueblos Yesidi, kurdo y shiita en Syria e Irak, puesto que el público en general no relacionaba a este grupo con el conflicto palestino-israelí.

Pero, sin siquiera empezar a tratar lo que sucede con los salafistas del ISIS en la península del Sinaí y que merecerá un análisis por separado debido a la extensión del problema, lo que llega al conocimiento público difiere claramente de la realidad del problema dentro de la Autonomía Palestina y  Gaza.
 
 Para poder empezar a visualizar la magnitud del problema deberíamos prestar atención a los sucesos que se están desarrollando en Israel  y solo como uno de los ejemplos destacados, podemos citar una última manifestación realizada en Gaza por al menos doscientos simpatizantes del grupo ISIS frente al centro cultural francés para glorificar como mártires y defensores del Islam a los atacantes de la revista Charlie Hebdo, donde se cantaron slogans contra Francia y se trato de asaltar el complejo con intención de quemarlo, lo que fue impedido por fuerzas de seguridad de Hamas que arrestaron a varios de los participantes. Debemos hacer mención además de este hecho  a las informaciones obtenidas por el servicio de seguridad interior israelí o SHABAK que dan cuenta que en los últimos meses estamos  asistiendo a la partida hacia el extranjero de decenas de jóvenes árabes israelíes y de los territorios que se suman a la lucha del ISIS tanto en el frente Sirio donde ya se encuentran combatiendo  y muriendo, como en la guerra civil Libia donde en esta primera semana  de Febrero del 2015 acaba de morir un joven originario de Gaza que combatía por el califato.
 
También tenemos que destacar otro dato no menor como la deserción de varios militares del Hamas y de la formación de células terroristas locales con el fin de empezar a realizar ataques dentro de Israel  y los territorios bajo el encuadre militar del ISIS varias de las cuales fueron ya desarticuladas en ciudades tan disimiles como Hebrón o Nazheret.
 
Este error de apreciación al que hacíamos referencia más arriba se debe a varios factores que debemos señalar, algunos son ideológicamente conceptuales y otros  se trata de los originados por los medios de información provenientes de los factores políticos dominantes palestinos.  En lo que se refiere a los medios de información palestinos, ninguno de los dos grupos que dominan la escena política palestina el Hamas y la Autoridad Nacional Palestina  desean que se conozca la extensión de la infiltración del pensamiento y de la actividad salafista en estos territorios, ya por las consecuencias políticas negativas que esto podría tener en el apoyo internacional a la creación de un Estado Palestino,  puesto que sería altamente contradictorio que los países occidentales combatiesen al ISIS en Iraq y Syria y lo apoyen en Israel, ya por el temor que esto originaría en inversiones o transferencias de fondos de países a una sociedad que se está hundiendo en el fanatismo lo que también originaría el temor de las delegaciones y activistas occidentales  de ser secuestradas y asesinadas en  territorios palestinos  hostiles.
 
Otro de los errores de apreciación que hace suponer que la guerra contra Israel es secundaría, el ideológico, se origina a que en principio los objetivos de ISIS son la instauración de un califato global basados en enseñanzas religiosas y que el pensamiento salafista considera que el primer paso en su guerra santa consiste en la limpieza del mundo islámico de sus gobiernos nacionalistas a los que consideran apostatas necesitando purificar a las sociedades islámicas en primer lugar para luego combatir a las sociedades no islámicas.
Pero es el supuesto de esta guerra de purificación que está  arrastrando al mundo árabe, la que incluye dentro del vórtice de esta guerra a la autonomía palestina que no se encontraría ajena a este problema y tendría que estar muy preocupada como consecuencia del adoctrinamiento fanático y a la exaltación de los atentados suicidas y a la muerte por el islam, que ha  estando explotando durante años y que han servido en la guerra contra Israel y que ahora parece empezar a trabajar en su contra autodestruyéndola.
 
Es así que el surgimiento de ISIS debería también resultar muy preocupante para el Estado de Israel no solamente por la hipótesis de una guerra civil palestina dentro de sus fronteras, sino por el hecho que Israel se encontraría en la disyuntiva de combatir obligadamente a ISIS para evitar atentados contra sus ciudadanos e intereses lo que terminaría fortaleciendo al movimiento Hamas, que está en guerra abierta con Jerusalem y que  no solo se niega a cualquier tipo de colaboración en el área de seguridad con el mismo, sino que dentro de su carta fundacional se encuentra un llamado a la destrucción de Israel y del aniquilamiento del pueblo judío, o permitir en el mediano plazo la destrucción de la Autoridad Palestina y el entronamiento de un enemigo mucho más destructivo y siniestro.
 
Concluyendo pensamos que estas son las opciones que Israel tendrá que enfrentar en el futuro, si por sí solo, no logra desarticular en el corto plazo el nacimiento de este movimiento ideológico salafista pan-árabe arraigado en la esencia de la religión islámica.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat