Inicio NOTICIAS Israel se retiró de Ramallah y Nablus, pero seguirá la ofensiva

Israel se retiró de Ramallah y Nablus, pero seguirá la ofensiva

Por
0 Comentario

Además, el ejército informó que sus fuerzas permanecerán en varias poblaciones cerca de Jenín, escenario de los más sangrientos incidentes en su campaña militar y de donde las tropas se retiraron el viernes. Incluso, usará la fuerza, según advirtió en un comunicado, para prevenir nuevos atentados suicida. Lo mismo sucederá en los alrededores de Nablus y Ramallah, donde serán apostados efectivos y tropas.

«Yo creo que hemos logrado éxitos muy notables -aseguró Sharon-. Sin embargo, la guerra contra el terrorismo continúa y continuará. Pero ahora empleará un método diferente.»

Sin dar más detalles, el premier habría hecho alusión -según la prensa israelí- a la denominada «zona colchón» que Israel pretende crear en diversos tramos de la «línea verde» (línea armisticia que antes del conflicto de 1967 separaba a Israel de Cisjordania, entonces parte de Jordania). Se trata de áreas donde habrá un fuerte despliegue de tropas, y de sistemas de alarma electrónicos que buscarán impedir y obstaculizar infiltraciones de palestinos.

Sharon advirtió también que su gobierno no cerrará los asentamientos judíos de Cisjordania y Gaza, y subrayó que «es una cuestión» que no será discutida hasta las elecciones políticas fijadas para octubre de 2003.

Israel lanzó su operación Muro de Defensa el 29 de marzo último, tras una serie de atentados suicidas, y ocupó varias ciudades de Cisjordania. La retirada de Nablus y Ramallah representó una reducción significativa de la intensidad de la ofensiva israelí y fue saludada con un cauto optimismo por la Casa Blanca.

El secretario de Estado, Colin Powell, que la semana pasada fracasó en su misión de lograr una tregua en la región, se dijo «complacido» por el repliegue aunque «no completamente». Powell volvió a exhortar a Sharon a que alivie el asedio sobre Arafat, en Ramallah.

Pero Israel anunció que mantendrá los cercos en torno de los cuarteles de Arafat y la Iglesia de la Natividad hasta que los casi 200 extremistas resguardados en la Basílica se rindan y que la ANP entregue a los cuatro sospechosos del asesinato de del ministro de Turismo israelí, Rehavam Zeevi, en octubre pasado, y de un activista acusado de arreglar un embarque de armas para grupos terroristas, supuestamente escondidos en las oficinas del líder palestino.

«Son dos situaciones difíciles que aún falta resolver», subrayó Powell.

La ANP advirtió ayer, una vez más, que no negociará con Israel ni mantendrá contactos políticos con vistas a un alto el fuego mientras el ejército israelí no complete la retirada de todas las zonas autónomas.

«El anuncio por parte de Israel de que se ha retirado de los territorios palestinos es una mentira con fines propagandísticos», afirmó el negociador jefe palestino y ministro de gobernación local, Saeb Erekat

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat