Inicio NOTICIAS AMIA. Familiares de las víctimas del atentado a la AMIA renovaron su queja al Gobierno por la falta de repudio a los dichos de Correa

AMIA. Familiares de las víctimas del atentado a la AMIA renovaron su queja al Gobierno por la falta de repudio a los dichos de Correa

Por
0 Comentario

La Asociación 18J, que agrupa a familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA, entre los que se encuentra Sergio Burstein, renovó hoy su queja al Gobierno argentino por no hacer ninguna mención ante las declaraciones del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien en su última visita a la Argentina minimizó la voladura de la institución comunitaria donde murieron 85 personas.
En el tradicional acto que el 18 de cada mes realizan los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA, Daniel Komarovsky, en nombre de la asociación, dijo que este fue un año “muy duro” para ellos y que culminó con “los dichos del presidente de Ecuador, Rafael Correa”.
En este sentido, el familiar apuntó que la organización a la que pertenece sacó “un comunicado muy duro contestándole y repudiándolo (al mandatario ecuatoriano), como también a las autoridades argentinas que en ningún momento hicieron mención a las barbaridades que dijo el presidente Correa”.
“Por otro lado, las negociaciones con Irán con las cuales estamos o no estamos de acuerdo, pero el grupo de Familiares cree que la única manera de poder seguir avanzando es negociar”, continuó Komarovsky.
En este sentido, el familiar admitió que es “muy duro y muy difícil” entender la posición de la asociación. “Pero la realidad es que tenemos que negociar con los que según la justicia argentina y lo que entendemos nosotros, son los que cometieron el atentado”, agregó.
“Así que fue un acto durísimo, el acto de 18 de julio, todos lo recuerdan. Fue un año en que hemos padecido los embates de adentro y de afuera, y a pesar de todo vamos a seguir peleando por memoria y por justicia, y ahora con un agregado más, por qué tendremos que pelear contra el olvido”, sostuvo Komarovsky en un encendido discurso.
Asimismo, el familiar apuntó: “Si nosotros no nos congregamos, si nosotros no estamos juntos, si nosotros no tenemos fuerza para seguir avanzando y somos pocos, realmente van a ganar los que quieren el olvido”.
Komarovsky señaló que eso es “lo peor” que le puede pasar a los familiares de las víctimas. “Así que les hago un pedido a todos los que están, a todos los que no están y a todos los que deberían estar: que tomen conciencia de que la Torá lo único que realmente critica es al olvido. Los que se tildan de ortodoxos, de religiosos y de muchas cosas más, el olvido es uno de los peores pecados”, remató el familiar.
Como es tradicional, el acto se realizó frente a la sede del edificio de la AMIA, donde luego de guardarse un minuto de silencio en homenaje a las víctimas, se dio lectura a los nombres de los fallecidos en el brutal ataque terrorista mientras se encendían las 85 velas de Izkor (recordación).
El Gobierno argentino aceptó en septiembre pasado una propuesta de Irán para iniciar una mesa de diálogo tendiente a destrabar la causa por el atentado sin que hasta el momento trascendieran mayores detalles de la negociación.
Lo cierto es que en más de 18 años de investigación, el gobierno islámico se negó a presentar a los ciudadanos iraníes sospechados de haber participado en la voladura de la institución comunitaria, hecho que dejó 85 muertos y cientos de heridos.
En julio de 2011, a menos de 48 horas de cumplirse el 17º aniversario del atentado a la AMIA, la cancillería iraní emitió un sugestivo comunicado que ofrecía a la Argentina “iniciar un diálogo constructivo” y “cooperar” para “esclarecer la verdad”.
Además, el gobierno islámico repudió en aquel mensaje las “acciones terroristas” como la sufrida por AMIA, y se solidarizó con las familias de las 85 víctimas.
No obstante, Teherán negó que los ocho ciudadanos iraníes sospechados de haber participado en el atentado estuvieran involucrados en el ataque.
La Justicia argentina reclama las detenciones de ocho iraníes y un libanés. En 2006, la Justicia libró una orden de captura internacional contra el ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi; el ex ministro iraní de Información Alí Fallahijan, el ex asesor gubernamental Mohsen Rezai, el ex agregado de la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani, el ex funcionario diplomático Ahmad Reza Ashgari, el viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Africanos de Irán, Hadi Soleimanpour; el ex presidente iraní Alí Akbar Rafsanjani, el ex ministro iraní de Relaciones Exteriores Alí Akbar Velayati y el libanés Imad Fayez Mughniyah, quien presuntamente murió en un atentado.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat