Inicio NOTICIAS Moscú niega planes de suministro a Irán de sistemas antiaéreos S-300

Moscú niega planes de suministro a Irán de sistemas antiaéreos S-300

Por
0 Comentario

‘El asunto del suministro a Irán de sistemas S-300 no es actual, no se está considerando y no se discute en estos momentos con la parte iraní’, informó el Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar de Rusia en un comunicado.

Los móviles S-300 son considerados mucho más potentes que los también sistemas antiaéreos Tor M-1 que Irán compró a Rusia por casi mil millones de dólares en 2005, contrato que Israel describió como una ‘puñalada en la espalda’.

‘Entre Rusia e Irán prosigue la cooperación civilizada en la esfera de la defensa antiaérea en estricta consonancia con los requisitos internacionales sobre exportación de armas y las obligaciones internacionales’, añade la nota.

El miércoles el ministro de Defensa iraní, Mustafá Mohamad Najar, anunció el acuerdo con Rusia para la compra de sistemas S-300 y añadió que ‘la fecha de entrega del armamento se decidirá más tarde’, según informó la agencia oficial IRNA.

‘Los sistemas rusos garantizarán a Irán superioridad aérea sobre aviones y misiles enemigos’, señaló.

Seguidamente, fuentes del complejo militar-industrial confirmaron a la agencia Interfax los planes de suministro de los S-300, capaces de abatir misiles balísticos.

El diario ‘Kommersant’ también informó la víspera de la inminente entrega de cinco sistemas S-300 a Teherán por cerca de mil millones de dólares.

Los misiles de los S-300 tienen un alcance de hasta 200 kilómetros de distancia, desde bajas alturas y hasta el ‘techo’ máximo de los aviones de combate.

Irán desea proteger con los sistemas antiaéreos rusos sus instalaciones estratégicas -administrativas, industriales y militares- como la primera central nuclear del país (Bushehr), que es construida por ingenieros rusos a orillas del Golfo Pérsico.

Rusia ha reforzado en los últimos años su cooperación militar con Irán, como quedó demostrado el mes pasado con la visita de varios buques de la Armada rusa a puertos del país persa, la primera en más de 30 años.

Además, en noviembre el presidente ruso, Vladímir Putin, visitó por primera vez Teherán -también la primera visita de un dirigente soviético y ruso desde Stalin (1943)-, donde defendió el derecho de Irán a un programa nuclear con fines civiles.

Estados Unidos ha llamado a Rusia y otros países a suspender la venta de armas y de tecnología a Irán con vistas a que Teherán abandone sus ambiciones nucleares.

En cambio, Moscú mantiene que ese armamento ni viola ninguna resolución de la ONU, ya que ésta no ha impuesto sanciones al respecto, ni altera el equilibrio de fuerzas en Oriente Medio.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat