Inicio NOTICIAS El Consejo Central Judío y el embajador israelí en Alemania acusan a los obispos alemanes de antisemitas

El Consejo Central Judío y el embajador israelí en Alemania acusan a los obispos alemanes de antisemitas

Por
0 Comentario

La Conferencia de obispos alemanes ha desmentido cualquier intención partidista en el conflicto de Oriente Próximo, después de que el obispo alemán Gregor Maria Hanke, de la iglesia católica, pronunciara en su viaje a Israel a finales de febrero manifestaciones de «carácter antisemita», según criticó el Consejo Central de los Judíos en Alemania así como el embajador de Israel en Berlín.

«Nada aprendido o un fracaso
moral» son las palabras con las que se han criticado las palabras del obispo alemán Gregor Maria Hanke en su visita a tierra santa. El representante religioso comparó la situación de los palestinos en Ramala con la del gueto de Varsovia, el barrio cerrado más grande establecido por la Alemania nazi para encerrar a los judíos en Polonia durante el Holocausto.

La presidenta del Consejo Central de los Judíos, Charlotte Knobloch, calificó la comparación del obispo alemán de «horrible e inaceptable». Tales palabras de Gregon Hanke demuestran «o bien un inquietante déficit en el conocimiento de la historia por parte del obispo» o bien intenta hacer de las víctimas del Holocausto y de sus hijos los autores del crimen.

También las palabras del obispo de Ausburgo, Bischof Walter Mixa fueron criticadas por Knobloch: «Dicen más de la actitud del alma del obispo que sobre la real situación que existe en Oriente Próximo». Criticar al Gobierno de Israel de racista indica no sólo una falta de conocimiento de los hechos en Oriente Próximo, sino también el uso de clichés «que casi se encuentran en la frontera con el antisemitismo» apuntó Knobloch, según el semanario en su edición online ‘Der Spiegel’.

El embajador israelí, Schimon Stein, declaró al periódico alemán ‘Kölner Stadt-Anzeigers’ que las palabras de los obispos eran demagogia y que suponían una demonización de Israel. Quien establece relaciones entre el concepto de «Gueto de Varsovia» y la política israelí o palestina «o ha olvidado todo lo ocurrido o bien ha fracasado moralmente». En los mismos términos se expresó al medio señalado el vicepresidente del Consejo Central Judío, tras apuntar que también ellos saben que «la situación de los palestinos no es fácil».

También la representante de los verdes alemanes, Claudia Roth, ha criticado las palabras de los obispos como de «inaceptables».

Por su parte, el secretario de la Conferencia de obispos alemanes, Hans Langendorfer, declaró ayer en rueda de prensa en Bonn que los representantes religiosos en ningún momento pretendieron «demonizar» a nadie y que no trataron «con doble vara de medir» a ninguna de las partes envueltas en el conflicto de Oriente Próximo. El portavoz apuntó también a los encuentros por parte del representante de la Conferencia Kart Kardinal Lehman con personalidades políticas de ambas lados de la crisis.

Los miembros del Consejo de obispos alemanes estuvieron durante una semana, del 26 de febrero al día 3 de marzo, en peregrinación visitando Israel y los territorios palestinos. Durante las visitas varios de los representantes religiosos hicieron comentarios en los que comparaban la situación de los judíos en tiempos nazis con la actual en Israel.

El Gueto de Varsovia fue el gueto judío de mayor tamaño establecido por la Alemania nazi en Polonia durante el Holocausto, en la Segunda Guerra Mundial. Durante los tres años de su existencia su población se redujo de un total estimado en 400.000 (según censo de 1939) a 50.000 habitantes.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat