Inicio NOTICIAS Como venezolanos judíos no podemos permanecer indiferentes

Como venezolanos judíos no podemos permanecer indiferentes

Por
0 Comentario

Ciudadano
Nicolás Maduro Moros
Ministro de Relaciones Exteriores
República Bolivariana de Venezuela
Su Despacho.-

De nuestra consideración:
La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), ente representativo de la comunidad judía del país, se dirige a usted para expresarle lo siguiente:

Con estupor y asombro hemos leído el Comunicado emanado del Ministerio de Relaciones Exteriores y publicado el día 15 de los corrientes en el diario Últimas Noticias. Como venezolanos judíos no podemos permanecer indiferentes a los falaces argumentos contenidos en el mismo y utilizados en contra del Estado de Israel, país con el que nos unen lazos ancestrales.

El estado de beligerancia existente desde el 12 de julio del 2006 hasta el 14 de agosto próximo pasado, fecha en que entró en vigencia la Resolución 1.701, aprobada por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU, que llama al cese al fuego, fue originado por las continuas agresiones del grupo terrorista Hezbolá, alentadas y financiadas por Siria e Irán, cuyo presidente reiteradamente llama a la destrucción de Israel, poniendo en práctica sus amenazas a través de incesantes embestidas. El Estado de Israel tiene el deber y la responsabilidad de defender su soberanía, así como a sus ciudadanos, de tales ataques. La acción israelí tuvo el objeto de erradicar los focos de este grupo terrorista que, junto con un arsenal bélico impensable para una organización no gubernamental, se viene albergando en centros civiles, incluyendo hospitales y escuelas, en territorio libanés.

La Resolución arriba mencionada contiene elementos esenciales que son necesarios para construir una solución más estable y más segura, contribuyendo a prevenir que Hezbolá sea nuevamente capaz de generar el tipo de crisis regional que se ha experimentado en los últimos días. El preámbulo de la Resolución culpa claramente a Hezbollah por la crisis que se ha desarrollado, pide la liberación incondicional de los rehenes israelíes y la implementación de la Resolución 1.559 del año 2000. En este sentido, la comunidad judía de Venezuela lamenta profundamente que la República del Líbano y la comunidad internacional hayan necesitado de una cruenta guerra para poner en práctica aquello que debió haberse hecho a partir de la Resolución 1.559 del Consejo de Seguridad: el desarme de las milicias terroristas en el sur del Líbano, el despliegue del ejército regular libanés en esa región, así como impedir el flujo de armamentos provenientes de Irán y Siria.

Asimismo, la comunidad judía de Venezuela exhorta a la opinión pública y a los medios de comunicación a evitar visiones arbitrariamente parcializadas. El terrorismo fundamentalista constituye una amenaza para todos sin distinción de credos ni nacionalidades. Sepamos enfrentarlo y repudiarlo, unidos en defensa de los valores democráticos, la diversidad, la protección de los derechos humanos y la paz.

Atentamente,

David Bachenheimer (Secretario General)

Freddy Pressner (Presidente)

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat