Inicio NOTICIAS Mensaje de David Harris, CEO del AJC, al Presidente Donald J. Trump a la luz de lo ocurrido en Charlottesville

Mensaje de David Harris, CEO del AJC, al Presidente Donald J. Trump a la luz de lo ocurrido en Charlottesville

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Estimado Presidente Trump:

Le escribo en mi carácter de CEO de una organización no gubernamental, el Comité Judío Estadounidense (AJC por sus siglas en inglés), que ha sido parte integral de la vida nacional desde su fundación en 1906.

Somos una organización fervientemente no partidaria: motivada por políticas y no por partidos; por temas y no por individuos; por valores y no por votos.

Lo que vimos en Charlottesville el viernes y sábado es horrible. Nos enfermó ver a gente congregada por el canto de sirenas del supremacismo blanco, el Ku Klux Klan, y el neo-nazismo. Pero más allá de lo repugnante de este espectáculo, si estos individuos se hubieran manifestado pacíficamente, habrían estado amparados por la libertad de expresión, un derecho considerado sacrosanto en esta bendecida tierra.

Pero quedó claro que algunos de estos racistas, antisemitas y homófobos se dieron cita en Charlottesville decididos a causar problemas. Ahora conocemos el resultado. Una joven, con toda su vida por delante, fue asesinada, mientras otros resultaron heridos, algunos en grave estado.

Sr. Presidente, precisamente en estos momentos de tragedia nacional y, sí, definición, su voz se vuelve esencial. Nadie puede sustituirlo. Usted es nuestro líder, usted establece el tono y tiene a su disposición un púlpito incomparable.

Por eso, cuando usted eligió tres palabras para describir el odio –“de muchos lados”– y las volvió a repetir, hizo de un momento unificador, uno divisivo.

Respetuosamente, cualquiera haya sido su intención, sus dichos pueden interpretarse como la equiparación moral de los racistas con aquellos que les hicieron frente. A nuestro modo de ver, sus palabras fueron totalmente injustificadas y precisan una rápida aclaración.
Creemos que es tarde, pero no muy tarde, para poner las cosas en su lugar. Esperamos que usted declare sin ambigüedades que nuestra nación no admite las visiones distorsionadas de los racistas, como se vio en Charlottesville. Dichos enfoques destrozan el tejido pluralista de nuestro gran país y ponen en peligro el notable progreso que hemos logrado en las últimas décadas bajo administraciones republicanas y demócratas.

También urgimos envíe un mensaje contundente a estos grupos extremistas rechazando su apoyo. Por supuesto, todo líder político busca el respaldo de la mayor cantidad posible de votantes. Pero ciertamente, hay límites; y aquellos que pregonan la supremacía racial, el fanatismo religioso y la división étnica deberían ser considerados fuera de línea.

Finalmente, contamos con que el Departamento de Justicia, tal como indicó el Fiscal General Sessions, investigará con a fondo la violencia en Charlottesville, y no dejará ningún cabo suelto en el proceso.

Para describir lo ocurrido el sábado no caben otras palabras más que terrorismo doméstico – el ataque premeditado contra civiles por motivos políticos.

Al igual que en tragedias sufridas en otros rincones del suelo americano –desde Fort Hood a Charleston, desde Boston a Oklahoma City, y la lista sigue– debemos responder decididamente con todo el peso de la ley, guiados por el liderazgo moral de nuestros funcionarios electos y la coalición de conciencia de la sociedad civil.

Gracias por considerar esta súplica sincera.

David Harris

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat