Inicio NOTICIAS Finalizó la huelga de hambre de los presos de seguridad palestinos

Finalizó la huelga de hambre de los presos de seguridad palestinos

Por
0 Comentario

 AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. Después de 40 días de huelga de hambre, el Servicio Penitenciario de Israel anunció que los presos palestinos de seguridad decidieron dar por finalizada la huelga de hambre. El ministro de Seguridad Pública, Guilad Erdan, aseguró que “no hubo negociaciones” y que los presos “comprendieron que no lograrían nada”.

La huelga de hambre de los prisioneros de seguridad palestinos detenidos en Israel finalizó en la mañana de ayer. Fuentes palestinas citadas por el sitio web Ynet indicaron que se llevaron a cabo negociaciones maratónicas entre el Servicio Penitenciario y el líder de la huelga, Marwan Barghouti. Las fuentes indicaron que los presos deseaban terminar la huelga con el inicio del Ramadán, en el que el mundo musulmán guarda ayuno durante las horas del día.

Sin embargo, el Servicio Penitenciario de Israel negó que se hubieran llevado a cabo negociaciones con los presos. También el ministro de Seguridad Pública, Guilad Erdan, quien en declaraciones a KAN, Corporación de Radiodifusión Pública, aseguró que las autoridades israelíes no negociaron con los reos y que la reunión que se llevó a cabo antes de que se decretara el final de la huelga fue entre ellos y sus líderes.

Preguntado acerca de los motivos por los que los presos palestinos decidieron levantar la huelga precisamente ahora, Erdan respondió: “En primer lugar, ante la llegada a los días críticos desde el punto de vista médico, 40 días, de pronto comprendieron que a pesar de que pasa el tiempo, nadie negocia con ellos sobre ninguna de sus exigencias e internalizaron que la situación no iba a cambiar”.

De acuerdo con el ministro Erdan, para la Autoridad Palestina constituía una grave amenaza la posibilidad de que la situación de salud de alguno de los presos empeorase, justamente durante el mes de Ramadán. La población palestina vio a Abbas como un opositor a la huelga de hambre – debido a que estaba liderada por su rival político, Barghouti – y la posibilidad de que alguno de los presos muriese o quedase incapacitado por el ayuno provocaría manifestaciones populares en su contra.

Al mismo tiempo, la prensa local destaca que, si bien la huelga de hambre estuvo acompañada por manifestaciones de solidaridad en la Margen Occidental y entre la población árabe israelí, éstas no fueron multitudinarias y el tema no logró generar una reacción palestina generalizada. Las razones para ello se encuentran no sólo en el video que mostraba a Marwan Barghouti comiendo a escondidas mientras los demás presos cumplían con la huelga de hambre sino también el hecho de que la medida fue percibida como parte de la pulseada política entre Barghouti y Abbas y entre Hamás y Fatah.

En definitiva, los presos lograron sólo una de sus demandas, la de una visita adicional por mes, que fue autorizada y coordinada con la Cruz Roja Internacional y será financiada por la Autoridad Palestina. Las demás exigencias, como los teléfonos públicos, aire acondicionado en las celdas y recuperar la posibilidad de realizar estudios académicos, fueron rechazadas.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat