Inicio NOTICIAS El edificio de AMIA, un símbolo de vida y memoria

El edificio de AMIA, un símbolo de vida y memoria

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Un triunfo de la vida sobre la muerte, un símbolo de sobrevivencia y de la fuerza de la memoria. El actual edificio de AMIA, ubicado en Pasteur 633, se inauguró el 26 de mayo de 1999, cinco años después del atentado que lo dejó reducido a escombros y que tuvo el doloroso saldo de 85 víctimas fatales y 300 heridos.

Hoy, a 18 años del comienzo de una nueva etapa, el lugar sigue siendo un emblema de permanencia, a pesar del atroz intento de destrucción que sufrió.

Emplazado en el mismo lugar en que estalló la bomba aquel 18 de julio de 1994, la casa de la AMIA –todo un ícono del barrio de Once– fue levantado sobre el pozo y las ruinas de la vieja construcción que databa de 1945.

El edificio comenzó a construirse en agosto de 1995 y casi cinco años después del atentado abrió oficialmente sus puertas a las 9.53, a la misma hora en la que explotó la fatídica bomba. La reinauguración tuvo como lema “Por la justicia y por la vida”.

Los volantes que se distribuyeron en ese momento para convocar al acto de reapertura se hicieron eco del contundente mensaje de sobrevivencia: “El 26 de mayo volvamos juntos a nuestra casa, Pasteur 633”.

A 18 años de la reinauguración de su actual sede central, AMIA, una de las principales organizaciones sociales del país, renueva su compromiso con cada uno de los valores que guían su accionar: “Vida. Memoria. Justicia. Tradición. Continuidad. Igualdad. Respeto y Solidaridad.”

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat