Inicio MUNDO JUDIO Mónaco tiene la mayor proporción de judíos fuera de Israel

Mónaco tiene la mayor proporción de judíos fuera de Israel

Por IG
0 Comentario

Itongadol.- Fuera de Israel, Mónaco tiene la proporción más alta de habitantes judíos de cualquier país del mundo, con más del 5%, según las estadísticas proporcionadas por sus dos rabinos.

La población total de la ciudad-Estado es de solo 38.600 habitantes, lo que la convierte en una de las naciones más pequeñas del mundo. Pero sus alrededor de 2.000 judíos están cultivando una comunidad en crecimiento gracias en parte a una sinagoga de lujo inaugurada en 2017.

La sinagoga Edmond Safra, que fue impulsada por una donación de más de 10 millones de dólares por parte de la familia de banqueros Safra, se encuentra dentro de un edificio que tiene la forma de un rollo de la Torá, su cilindro presenta baldosas de piedra de Jerusalem. La estructura está orientada hacia el Mediterráneo y el famoso puerto deportivo de Mónaco, pero no tiene ventanas para verlos.

Diseñada para parecerse a la mucho más grande sinagoga Edmond J. Safra en Manhattan, la versión de Mónaco tiene un techo plano que encierra y oculta un techo abovedado con paneles de madera que se revela solo en el interior con un efecto deslumbrante. La iluminación artificial del interior es tan amplia que sostiene las orquídeas en flor en macetas fijadas a paredes circulares con paneles de madera. Varios círculos de madera, cada uno más grande que el anterior, rodean el púlpito del rabino. Se ondulan hacia afuera en la dirección de los bancos, que tienen alrededor de 400 asientos semicirculares tapizados en terciopelo púrpura.

Como la gran mayoría de la población, la mayoría de los judíos del principado nacieron en el extranjero. Muchos son millonarios que han llegado al paraíso fiscal. Otros son empleados de clase media en los sectores del turismo, el juego y la banca.

La población judía resultante es una comunidad relativamente nueva y diversa cuyos miembros hablan diferentes idiomas y provienen de orígenes culturales dispares.

También hay un poco de diversidad religiosa, a pesar de que las dos sinagogas del Estado, la Safra y la del movimiento Jabad Lubavitch, son técnicamente ortodoxas. Cada uno tiene miembros que no son estrictamente ortodoxos en sus propios hogares, incluidos muchos judíos de habla rusa que poseen negocios, empresarios israelíes y judíos de habla francesa e inglesa con vínculos con el sector bancario.

Situada en la planta baja de un edificio residencial, la sala de oración de la sinagoga de Jabad tiene capacidad para unas 80 personas.

Su mikve se asemeja a un prestigioso spa y las celebraciones religiosas a veces se llevan a cabo en uno de los lujosos hoteles de la ciudad.

En la sinagoga de Matusof, que tiene unos 200 feligreses habituales, los servicios se llevan a cabo en inglés para comodidad de los numerosos feligreses que no hablan francés.

Algunos millonarios de Mónaco también se sienten más a gusto en la sinagoga de Matusof, que según dicen tiene una congregación más joven e internacional.

El núcleo de la congregación de Daniel Torgmant son los sefardíes mayores de 60 años, aunque el nuevo edificio ha ayudado a atraer a familias jóvenes. Las visitas a la sinagoga de Safra se han cuadruplicado desde la renovación del edificio, y el número de bar mitzvas y circuncisiones ha aumentado dramáticamente, a alrededor de 50 al año.

Antes de que el coronavirus cerrara el turismo internacional, la apertura de la sinagoga de Safra provocó un aumento en el número de judíos que acudían allí para los servicios de Shabat desde los cruceros.

Mónaco no tiene una escuela judía, aunque ambas sinagogas ofrecen escuelas dominicales y hebreas, así como actividades para los jóvenes durante las vacaciones. Los padres más observadores envían a sus hijos a una de las escuelas judías en Niza, una ciudad francesa que también es la fuente de comida kosher fresca de Mónaco.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat