Inicio MUNDO JUDIO Alemania facilita el camino a la ciudadanía para descendientes de sobrevivientes de la Shoá

Alemania facilita el camino a la ciudadanía para descendientes de sobrevivientes de la Shoá

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- El gobierno alemán redactó una ley el miércoles que facilitaría el camino hacia la ciudadanía alemana para los hijos y nietos de los sobrevivientes de la Shoá.

Si bien existe una política de larga data de devolver la ciudadanía a los damnificados por el régimen nazi, no todos los sobrevivientes y sus familias pudieron recuperar su estatus de ciudadanos alemanes, informó Deutsche Welle.

Aquellos que abandonaron la Alemania nazi y renunciaron a su ciudadanía antes de que el régimen nazi despojara de ella a todos los judíos alemanes fuera del país en 1941, por ejemplo, no pudieron reclamarla más tarde. Los judíos alemanes fueron despojados de sus derechos en el Estado nazi. Cualquiera que intentara huir de los nazis era, a partir de ese momento, una persona sin Estado.

Las personas nacidas de padre no alemán y madre alemana antes del 1 de abril de 1953 tampoco podían obtener la ciudadanía alemana.

El ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, explicó que el cambio, incluso cuando se apruebe como ley, no «arreglará las cosas», sino que se trata de «disculparse con profunda vergüenza», señaló la emisora ​​alemana.

Añadió que si la gente quiere convertirse en alemana a pesar de que «le quitamos todo a sus antepasados» es una «gran fortuna para nuestro país».

«Esta injusticia no se puede deshacer», dijo el presidente del Consejo Central Alemán de Judíos, Josef Schuster, sobre la persecución nazi de los judíos, «pero es un gesto de decencia si ellos y sus descendientes tienen oportunidades legales para recuperar la ciudadanía alemana».

Austria también cambió sus leyes en 2019, ya que anteriormente solo permitía que las víctimas directas de la Alemania nazi, es decir, los sobrevivientes, recuperaran la ciudadanía austriaca. Ahora, ellos y sus hijos y nietos también pueden convertirse en austriacos si lo desean.

El tema de la ley de ciudadanía alemana se volvió más urgente después del Brexit, ya que más ciudadanos británicos solicitaron recuperar su ciudadanía en los Estados miembros de la UE. En 2018, el Estado alemán procesó unas 1.506 solicitudes de este tipo en comparación con solo 43 en 2015. En junio de 2020, The Guardian informó que la cifra de titulares de pasaportes del Reino Unido que buscan la ciudadanía alemana se multiplicó por 23 en 2019 en comparación con 2015, un año antes del referéndum del Brexit.

El informe señaló que la mayoría de las solicitudes fueron presentadas por ciudadanos del Reino Unido que ya vivían en Alemania.

Por otra parte, el mes pasado Friedrich Karl Berger, de 95 años, un ex guardia nazi del campo de concentración de Neuengamme, en el distrito de Hamburgo, fue extraditado por los Estados Unidos y será juzgado en Alemania.

Neuengamme, y sus 85 anexos, fue entre 1938 y 1945 el mayor campo de concentración en el noroeste de Alemania, donde más de 100.000 personas de toda Europa fueron internadas y donde cerca de 43.000 presos perdieron la vida.

Berger está acusado de complicidad en asesinatos en el campo de concentración de Neuengamme, donde colaboró en calidad de guardia del campo, donde los presos fueran retenidos bajo condiciones horribles y obligados en el invierno de 1945 a realizar trabajos forzados a la intemperie hasta su muerte o extenuación.

Un juez estadounidense de inmigración ordenó la deportación de Berger, en marzo de 2020, pese a haber vivido en Tennessee, Estados Unidos, desde 1959 sin ser reconocido.

En el juicio en donde se trató su deportación, Berger admitió que cuidó a los prisioneros del campo de concentración para evitar que escaparan y que los acompañó en la evacuación forzada del campo que resultó en la muerte de 70 de ellos. Sin embargo, también dijo que no sabía que los presos habían sido maltratados y que algunos habían muerto, a la vez que sostuvo que cumplía las órdenes que le daban.

La jueza interviniente, Rebecca Holt, consideró que no podía desconocer lo que ocurría y por eso se ordenó su extradición a Alemania. Por su parte, el fiscal general interino Monty Wilkinson, de los Estados Unidos, manifestó: “La destitución de Berger demuestra el compromiso del Departamento de Justicia y sus socios encargados de hacer cumplir la ley de garantizar que Estados Unidos no sea un refugio seguro para quienes han participado en los crímenes nazis contra la humanidad y otros abusos contra los derechos humanos”.

El sábado 20 de febrero llegó Berger a Fráncfort a bordo de un avión ambulancia, y fue entregado por la policía federal alemana a agentes de la Oficina Regional de Investigación Criminal (LKA) de Hesse para prestar declaración.

Según el semanario Der Spiegel, es poco probable que Berger tenga que comparecer ante los tribunales, ya que el proceso abierto en su contra por complicidad en asesinato tuvo que ser suspendido por falta de pruebas en diciembre pasado, y solo puede ser reabierto si existen nuevas pruebas o si el propio acusado se inculpa durante el interrogatorio.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat