Inicio ISRAEL Israel. Conversaciones de la coalición se complican horas antes del límite

Israel. Conversaciones de la coalición se complican horas antes del límite

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Las negociaciones entre el Likud y Azul y Blanco sobre un acuerdo para evitar elecciones en noviembre se estancaron el lunes por la tarde antes del límite para aprobar el proyecto de ley de extensión del plazo presupuestario.

El Likud emitió un comunicado atacando a Azul y Blanco, acusando al partido de no estar de acuerdo con una propuesta de compromiso presentada por MK Zvi Hauser (Derech Eretz).

«Azul y Blanco está huyendo del compromiso de Hauser que habían aceptado y arrastrando al país a las elecciones con afirmaciones falsas y dificultades de última hora», dijo el Likud en un comunicado.

Entre las quejas del Likud sobre Azul y Blanco estaba que no estaban permitiendo la formación de un comité de nombramientos clave para los puestos más altos con un número igual de representantes del Likud. El Likud dijo que Azul y Blanco también estaba tratando de definir el presupuesto como un presupuesto de dos años, aunque el Likud no estuvo de acuerdo.

El Likud acusó al canciller Gabi Ashkenazi de estar detrás de los problemas.

«A Netanyahu le quedan varias horas para demostrar su promesa a la nación que hizo anoche de evitar elecciones en Israel», dijo Azul y Blanco en respuesta. «Le quedan unas horas para demostrar si mantendrá su promesa al público de tener un gobierno de unidad que se encargará del coronavirus y la seguridad, o romperá las herramientas por sus consideraciones personales y legales».

Azul y Blanco dijo en un comunicado: «Todo es solucionable, siempre que los acuerdos se cumplan como se prometió. Las elecciones son completamente innecesarias y evitables».

Concluyeron: «Cualquier intento de última hora por parte del Likud de manipular el nombramiento de un fiscal del estado o del fiscal general será rechazado de plano».

Ayer, en una declaración televisada a horas de que se venza el plazo para posponer la discusión del presupuesto, Netanyahu dice que acepta una oferta de compromiso que aplazará 100 días el debate y evitando nuevas elecciones en Israel. Acusando a Azul y Blanco, con quien comparte la coalición gobernante, de causar la crisis política, señaló al partido de Benny Gantz de no contribuir al manejo de la crisis del coronavirus.

En el inicio del discurso, Netanyahu afirmó que son los de Azul y Blanco los que provocaron la crisis que ahora dice que está evitando. «Este es un momento para la unidad, no para las elecciones», manifestó, llamando a Azul y Blanco a «detener el gobierno dentro del gobierno» que, según dijo, está atacando constantemente al Likud.

«Tenemos que trabajar juntos para hacer frente a los desafíos que enfrenta Israel, incluyendo la lucha contra COVID y sus consecuencias económicas, frustrando a Irán, reforzando la seguridad y concluyendo nuevos acuerdos de paz. Unámonos y trabajemos juntos por estos importantes objetivos», agregó.

«Estamos en días históricos. Nuestro acuerdo de paz con los Emiratos Árabes Unidos abre una nueva era de paz en el Medio Oriente», señaló en la apertura el mandatario, recordando su más reciente logro. «La paz tiene muchos frutos», expresó, citando los beneficios económicos que traerá el acuerdo para paliar la crisis del coronavirus.

Netanyahu también insta al partido Yamina, de derecha y ortodoxo, a unirse al gobierno.

Ante la consulta de si habrá una nueva crisis dentro de tres meses, y si entregará el puesto de primer ministro a Gantz en noviembre de 2021 como prometió, Netanyahu dijo que no hay necesidad de crisis si el gobierno funciona correctamente.

El presidente de la coalición del Likud, Miki Zohar, dijo que el acuerdo de Netanyahu con la propuesta muestra «que pone los intereses de Israel en primer lugar», y que todas las afirmaciones en sentido contrario eran «tergiversaciones» políticas.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat