Inicio ISRAEL Israel asigna otros 3.900 millones de dólares para aliviar la crisis económica por la pandemia

Israel asigna otros 3.900 millones de dólares para aliviar la crisis económica por la pandemia

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El gabinete israelí aprobó este domingo un plan del primer ministro Benjamín Netanyahu y del flamante ministro de Finanzas Israel Katz para inyectar otros 14.000 millones de NIS (3.900 millones de dólares) en la economía para compensar las pérdidas causadas por el coronavirus y las medidas de bloqueo ordenadas para frenar su propagación. Los fondos ayudarán a las empresas en dificultades y también se destinarán a proyectos para fomentar el empleo.

Con el dinero añadido, el programa de recuperación del gobierno se eleva ahora a unos 100.000 millones de NIS (28.000 millones de dólares). «Este es un paso esencial en el proceso de hacer frente a la crisis en la que nos encontramos, para los ciudadanos del Estado de Israel y para la rápida reducción del desempleo en el país», dijo Katz, quien recientemente pasó del Ministerio de Asuntos Exteriores al de Finanzas, en un comunicado.

Parte del dinero incorporado estará destinado a aumentar el tamaño de un fondo que concede préstamos a pequeñas y medianas empresas, que aumentará de 8.000 millones de NIS (2.200 millones de dólares) a 14.000 millones de NIS. Otros 2.000 millones de NIS (556 millones de dólares) se destinarán a apoyar a las empresas de alta tecnología, mientras que 750 millones de NIS (212 millones de dólares) se destinarán a garantías del gobierno para cubrir los créditos a los proveedores.

El gabinete también aprobó la decisión de suministrar 6.000 millones de NIS (1.700 millones de dólares) para reducir el desempleo, proporcionando incentivos para que las empresas vuelvan a contratar a los trabajadores que perdieron sus puestos debido a los cierres. Sin embargo, el programa se ha estancado debido a los desacuerdos entre las asociaciones empresariales y el ministro de Finanzas sobre cómo implementar la idea sin dar a los empleadores un motivo para despedir a sus trabajadores con el fin de calificar para las subvenciones. Esta situación podría reproducirse en caso de haber una segunda ola de infecciones.

También se creará otro fondo para las empresas a las que los bancos hayan denegado préstamos por considerarlos demasiado riesgosos en el período actual debido al brote de coronavirus y al impacto que ha tenido en la vida pública.

En Israel se han intensificado las protestas de los trabajadores autónomos y los propietarios de pequeñas empresas contra lo que han considerado una respuesta económica insuficiente del Gobierno para ayudarles a sobrevivir a la pandemia. Los grandes operadores de cadenas también han pedido ayuda al gobierno.

Las medidas de bloqueo del virus, que comenzaron a mediados de marzo, paralizaron casi totalmente la economía. Las cifras de desempleo saltaron de un mínimo histórico del 4% a principios de marzo a más del 25% a principios de abril, ya que muchos negocios se vieron obligados a cerrar sus puertas mientras se ordenaba al público que saliera de las calles.

Como resultado, el número de desempleados superó el millón por primera vez en la historia de Israel, y muchos empleados quedaron en situación de licencia sin sueldo.

A medida que el gobierno comenzó a suavizar las restricciones, el Servicio Nacional de Empleo informó a principios de mes de que había más personas que volvían a trabajar que las que se unían a los desempleados.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat