Inicio Ucrania Ucrania: Pese a la guerra, la comunidad judía se prepara para la llegada del año nuevo

Ucrania: Pese a la guerra, la comunidad judía se prepara para la llegada del año nuevo

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Decenas de miles de judíos ucranianos darán la bienvenida al Año Nuevo judío (Rosh Hashaná) bajo fuego el domingo por la noche, ya que el final de la sangrienta guerra con Rusia no parece estar a la vista, según las fuentes de Ynet.

Las explosiones que resuenan en la distancia y el estruendo de las sirenas antiaéreas se han convertido en ruidos de fondo rutinarios para los habitantes de la nación de Europa del Este en los últimos meses y ahora rezan para que el sonido del shofar que se escuchará en Rosh Hashaná anuncie un cambio en la banda sonora de sus vidas con una dulce música de tranquilidad, paz y seguridad.

Los rabinos locales y los emisarios de Jabad repartieron toneladas de paquetes de alimentos y otras formas de ayuda a los miembros de las comunidades judías de todas las ciudades ucranianas.

El rabino Shlomo Peles, que supervisa el aparato de distribución de emergencia, calcula que miles de judíos acudirán a las sinagogas de todo el país durante las vacaciones a pesar de la situación y rezarán por un año nuevo más seguro.

El rabino Yehoshua Vishedsky, emisario de Jabad en la capital, Kiev, hará sonar un shofar por los soldados del ejército ucraniano.

En Zaporizhzhia -donde se encuentra la mayor central nuclear de Europa, que ha suscitado preocupación en medio de intensos combates en torno a la instalación- los judíos de la ciudad también se preparan para recibir la fiesta en pie de guerra.

«Oímos terribles explosiones sin parar», afirmó el rabino Nachum Ehrentreu, jefe de los rabinos de la ciudad y emisario local de Jabad.

«Incluso por la noche, incluso por la mañana, toda mi casa temblaba. Antes de la guerra, estábamos en contacto con miles de judíos. Ahora calculo que solo quedan 1.500″. Mientras que las mujeres, los niños y los ancianos se fueron al principio de la guerra, la mayoría de los hombres judíos menores de 60 años se quedaron en la ciudad»

El rabino Ehrentreu dice que estos tiempos difíciles empujan a muchos judíos locales a encontrar y reconectar con sus raíces.

«Se trata de un gran despertar, del tipo que no recuerdo. La gente está buscando aferrarse a algo espiritual durante este tiempo, y cada uno está despertando a su manera. Intentamos servir de dirección de aliento y refuerzo para todos los que acuden a nosotros», dice.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat