Inicio NOTICIAS Huellas que llevan al atentado

Huellas que llevan al atentado

Por
0 Comentario

Los hechos que pusieron en marcha la investigación sobre Albertito Kanoore Edul en el caso AMIA son los siguientes:
– El domingo 10 de julio de 1994, a las 15.30, hubo una llamada desde el celular –característica 449– de los Kanoore Edul a la casa del armador de autos truchos Carlos Telleldín. El Tribunal Oral dio por probado que ese día Telleldín les entregó la Trafic a quienes después usaron el vehículo para atentar con la AMIA.
– Según Galeano, cuando llamó a declarar a Albertito, éste sostuvo que por aquella época buscaban comprar una camioneta y como Telleldín publicó un aviso vendiendo una Trafic llamaron para averiguar. Sin embargo, el magistrado aseguró que no llamaron a ningún otro teléfono correspondiente a los varios avisos publicados aquel día.
– Después, Albertito dijo que quien hizo la llamada fue su chofer, por cuanto el celular estaba en el auto, pero el chofer lo negó debido a que la llamada fue un domingo. Finalmente, Kanoore Edul afirmó que no se acordaba de la comunicación y tampoco Telleldín dio explicación alguna.
– Ante la AMIA, se colocó un volquete cinco minutos antes del atentado y en él se echarían escombros de las reformas que se estaban haciendo en la mutual judía. En la hoja de ruta del camión de la empresa de volquetes, figuraba que minutos antes dejó un volquete en el baldío de la calle Constitución 2657. Los Kanoore Edul registran domicilios en Constitución 2745, 2695, 2633 y 2699, o sea a metros del lugar.
– En el baldío de Constitución 2657, sólo había una casilla que ocupaban dos personas. Lo asombroso es que esa pareja consiguió que la dejaran vivir allí gracias a una gestión hecha por Alito Tfeli, el médico de Menem. La pareja dijo que nunca pidió ningún volquete.
– La empresa dueña del camión y el volquete fue Santa Rita, cuyo dueño también era de origen árabe, Nassib Haddad. Santa Rita, además, era un gran comprador de amonal, el explosivo usado en la AMIA, y en la investigación judicial nunca se pudo comprobar si utilizaron todo el amonal comprado en sus canteras o tuvieron un sobrante.
– En la pesquisa hecha por Galeano, no se les imputó nada ni a Kanoore Edul ni a Haddad, por lo que ambos fueron desvinculados de la causa. Sin embargo, el nuevo juez del caso, Rodolfo Canicoba Corral, aprobó un plan de acción que le presentó el titular de la unidad AMIA del Ministerio de Justicia, Alejandro Rúa, en el que se plantea investigar «al entorno de Kanoore Edul». Está la sospecha sobre la llamada y el hecho de que en la agenda de Edul figuraban los teléfonos de gran cantidad de talleres mecánicos y desarmaderos, pese a que se dedicaba al rubro textil, y también figuraba el del agregado cultural de la Embajada de Irán, Moshen Rabbani, considerado por Galeano como organizador del atentado.
Por R.K
Pag12

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat