Inicio NOTICIAS Volver a ayudarnos

Volver a ayudarnos

Por
0 Comentario

La corriente cooperativa es un cuerpo establecido por los miembros de los kibbutzim para proveer una voz alternativa a la maniobra de cambio iniciada por el establishment, que se manifiesta tanto con las privatizaciones como con diferencias de salarios.
El propósito de la reunión es encontrar el camino para compensar la revocación de la garantía de financiamiento entre los Kibbutzim. Hoy la situación puede describirse como «cada kibbutz para sí».
«Si un miembro de un Kibbutz tuvo alguna vez una red de seguridad del movimiento, hoy solo se asegura la red de su propio Kibbutz», argumentó el consejero legal del movimiento Micky Drori.
La cooperación continúa entre los Kibbutzim religiosos, quienes preservaron la fundación de ayuda y garantizaron la asistencia a los más débiles.
De esta manera, los que tenían problemas financieros y demográficos, entre otros, fueron «adoptados» por aquellos que se encontraban en una mejor situación financiera.
De acuerdo con los activistas de la corriente cooperativa, «la reunión intentará convencer a los fuertes, a pesar de la difícil situación actual, de ayudar a los que tienen mayores problemas. Se pondrá énfasis en renovar la confianza y la transparencia de la asistencia».
Fuente: Haaretz
Traducción: Leila Mesyngier

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat