Inicio NOTICIAS AMIA y FORJAR homenajearon al popular jazán Leibele Schwartz a dos décadas de su fallecimiento

AMIA y FORJAR homenajearon al popular jazán Leibele Schwartz a dos décadas de su fallecimiento

Por
0 Comentario

Itongadol.- El Departamento de Cultura de la AMIA y el Foro Judeo Argentino (FORJAR) efectuaron el homenaje “Leibele Schwartz. Una voz inolvidable, 20 años después”, en el Auditorio de la primera.
Segismundo Holzman, presidente de la otra entidad y quien condujo el acto, resaltó las cualidades artísticas y humanas del popular jazán, nacido en Brody y llegado a la Argentina de niño, con el nombre de Yehuda Kirschner.
“Leibele Schwartz” se destacó de muy joven, oficiando en sinagogas de los Estados Unidos, Sudáfrica, Israel y, desde 1970 hasta su fallecimiento, el 11 de julio de 1992 (10 de tamuz de 5752), en la Congregación Israelita de la República Argentina, popularmente conocida como el “Shil de Libertad”, por estar ubicado sobre esa calle.
Con registro de tenor, también descolló como cantante de música popular, tanto en ídish como en hebreo y castellano -se proyectó un video que lo mostraba interpretando temas de esta índole-, a la vez que fue actor en comedias y espectáculos musicales del tradicional “teatro ídish”, también en la televisión y el cine.
En una vibrante y emotiva exposición, el director de Cultura de la AMIA, Moshé Korin, se refirió a la personalidad y biografía de Leibele Schwartz.
“Ésta es una noche de gran emoción y es una deuda de honor recordar a alguien que tanto prestigio y virtudes tenía y brindó y que hizo resaltar y conocer a la comunidad y su cultura en el país entero, en toda América latina, América del Norte, Europa y África; no hay lugar donde Leibele no haya brillado”, sintetizó.
“Tranquilo como era, sus pasos y sus gestos siempre estaban cargados de ‘dorremifasoles’, de una música en constante modificación como un río caudaloso”, elogió el funcionario, antes exclamar: “¡tanto bien nos haría su presencia ahora, para entonar con su melodía nuestra vida judía y argentina, un tanto empañada!”.
“Sentimos como nunca cuán cierto es aquello de que para poder apreciar la altura de una montaña es preciso que tomemos distancia de ella; sólo ahora, cuando el dolor por la ausencia del virtuoso Leibele lleva ya 248 meses, nos es apreciable su talla y se agiganta aún más su verdadera imagen”, admitió.
“Con su presencia, Leibele irradiaba amor, entusiasmo, honestidad y profesionalidad en todo lo que emprendía”, finalizó Korin.
En tanto, el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, consideró que se trataba de una “noche de emociones” porque tuvo “el gusto y el honor de ser amigo de Leibele Schwartz y de su esposa, Clarita, y de estar muy cerca durante mucho tiempo” por su “actividad profesional” vinculada con la organización de eventos y el alquiler de equipos de audio.
El dirigente ponderó la “magia” de la tecnología, que les permitió a los presentes “recordar imágenes” y ver “más vivo que nunca a Leibele Schwartz, cantándoles a las bobes y zeides nada menos que en el mítico Hogar de Ancianos de Burzaco y diciéndoles ‘Shalom Aleijem’, la paz sea con ustedes”.
“Hoy quizás estamos transitando una Argentina distinta: no podemos dejar de mencionar que firmó un acuerdo nada menos que con Irán y que hace pocas semanas fuimos lamentables protagonistas por nuestra no aceptación, pero por otro lado vemos a un Leibele Schwartz diciendo ‘cómo podemos volver a esos maravillosos años’ y la verdad es que quisiera volver” a ese país, aunque “lamento algunas recordaciones no tan grata, pues en esa época en que Leibele Schwartz se nos iba de este mundo también sufríamos el primer y terrible atentado en la Argentina, contra la Embajada de Israel”, matizó.
“En este mundo de paradojas, ver un día de semana, a la noche, esta sala colmada me deja más tranquilo porque seguro que hoy vamos a salir con la fuerza de un Leibele Schwartz y le diremos al mundo ‘Am Israel jai’”, concluyó Borger.
Acompañado musicalmente por Abel Ghelman, el jazán de la comunidad Benei Tikvá, Oscar Fleischer, fue el encargado de cantar varios temas tradicionales del acervo cultural judío, en hebreo e idish, algunas de ellas también coreadas por el público.
Identificado con el Estado de Israel y la necesidad de preservar la identidad judía, Leibele Schwartz colaboraba permanentemente con instituciones comunitarias, actuando en actividades, y sus participaciones en varias ediciones del “Tercer Séder” de Avodá y actos conmemorativos de Iom Hashoá siempre serán recordados por quienes las presenciaron, al igual que el impacto que producía cuando entonaba el Kol Nidrei al inicio de Iom Kipur.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat