Inicio NOTICIAS Indignación de la comunidad judía de Estonia por acto de conmemoración de la invasión nazi

Indignación de la comunidad judía de Estonia por acto de conmemoración de la invasión nazi

Por
0 Comentario

La comunidad judía de Viljandi en Estonia expresó su desaprobación por un acto realizado por un grupo de vecinos de esa ciudad para conmemorar la "liberación" de la ocupación soviética por parte del ejército alemán, en junio de 1941.
Decenas de personas asistieron a un servicio conmemorativo en el cementerio militar alemán de Viljandi por el 70 aniversario de la invasión nazi.
El encuentro fue organizado por la Asociación de Soldados de Estonia Sakala.
"El intento de representar a las personas que colaboraron con el régimen nazi como guerreros que lucharon contra el bolchevismo, y, además celebrar el día en que se llevó a cabo un asesinato en masa de ciudadanos de Viljandi, Estonia, que pertenecían a la ‘etnia equivocada’… parece completamente idiota", dijo Ala Jacobsen, presidente de la comunidad judía de Estonia, en un comunicado.
Jaanika Kressa, uno de los organizadores del acto, dijo al periódico Sakala de Viljandi que "la llegada de los alemanes se considera la liberación de Estonia, ya que se salvó de la orden introducida en junio de 1940 por la Unión Soviética, cuando cerca de diez mil personas fueron deportadas a Siberia y la gente del lugar se había empobrecido”.
Por su parte, el director del Centro Wiesenthal de Israel, Efraim Zuroff, dijo que la declaración de Kressa era "una revisión maliciosa de la triste realidad de la historia de Estonia y una afrenta a la memoria del corazón de los judíos de Estonia asesinados por los nazis y sus colaboradores locales”.
“Si los líderes de la Unión de Soldados de Estonia creen que el asesinato en masa de judíos inocentes es ‘una situación normal’, deben ser trasladados a una cárcel o un asilo mental", agregó Zuroff, según consignó The Jerusalem Post.
Estonia fue ocupada por los rusos en junio de 1940, tras un acuerdo de no agresión firmado entre la Alemania nazi y la ahora ex Unión Soviética, conocido como el pacto Ribbentrop-Molotov.
El 22 de junio de 1941, el ejército alemán invadió la Unión Soviética, y ocupó grandes áreas, entre ellas Estonia.
Durante la ocupación soviética a Estonia desde junio 1940 a julio 1941 se vieron duras medidas represivas impuestas a la población de Estonia, y miles de estonios considerados enemigos de la Unión Soviética. Incluso varios judíos fueron deportados, ejecutados o murieron en prisión.
"Nadie está discutiendo que la población de Estonia sufrió bajo la Unión Soviética. Sin embargo, celebrar la invasión nazi, en la que 99,3 por ciento de los judíos de Estonia terminó siendo asesinado, es inaceptable ", dijo Zuroff.
El representante del Centro Wiesenthal sostuvo que “esto es típico de las recientes iniciativas en la Europa poscomunista que equiparan los crímenes nazis y comunistas, algo que se formuló con claridad en la declaración de Praga del 3 de junio de 2008”.
“Esto es parte de un intento deliberado de desviar el hecho de que las personas en el este de Europa colaboraron con los nazis en el asesinato en masa de judíos durante el Holocausto", concluyó Zuroff.
GB

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat