Inicio NOTICIAS Un equipo de científicos sitúa el origen del gato doméstico en Oriente Próximo

Un equipo de científicos sitúa el origen del gato doméstico en Oriente Próximo

Por
0 Comentario

Un estudio internacional coordinado por Carlos Driscoll, de la Universidad de Oxford (Reino Unido), y con la participación de Miguel Delibes de Castro, de la Estación Biológica de Doñana de Sevilla, ha descubierto que los gatos domésticos procederían de cinco líneas maternas diferentes de gatos monteses de Oriente Próximo (‘Felis silvestris lybica’) y que habrían sido domesticados hace más de 10.000 años, coincidiendo con el comienzo de la agricultura. Las conclusiones de la investigación se publican en la edición digital de la revista ‘Science’.

Los investigadores han identificado por métodos moleculares cinco subespecies diferentes de gatos monteses (‘Felis silvestris’), entre las que se encuentra la del Gato Chino del Desierto, habitualmente considerado una especie distinta (‘Felis bieti’). En la actualidad aún pueden encontrarse en Israel y la Península Arábiga, muy lejos de las viviendas humanas, gatos monteses genéticamente muy similares al gato doméstico.

El trabajo confirma la hibridación frecuente entre los gatos monteses y los domésticos. En muchos casos, los gatos salvajes y domésticos se han mezclado hasta tal punto que es casi imposible distinguirlos entre sí.

Según explicó a Miguel Delibes de Castro, «desde el punto de vista español es interesante señalar que todos los gatos monteses europeos parecen provenir de una población que en época glaciar halló refugio en la Península Ibérica».

El trabajo se ha basado en un tamaño de muestra muy grande, ya que se han estudiado los genomas de casi mil animales procedentes de Europa, Asia, Oriente Próximo y África. «El estudio ha permitido reconstruir la historia evolutiva de una especie particularmente interesante por incluir al gato doméstico, probablemente el animal de compañía más numeroso del mundo. No es frecuente llegar a este nivel de detalle en el estudio de la filogeografia de una especie», explica el investigador.

Según Delibes de Castro, el trabajo tiene interés en el ámbito de la conservación ya que aporta claves genéticas para diferenciar a los gatos monteses específicos de cada territorio de los gatos domésticos. «Esto debería ayudar al manejo de las poblaciones de gato montés en la naturaleza», señala el investigador.

La parte más activa del estudio la ha llevado a cabo Carlos Driscoll en la Universidad de Oxford (Reino Unido), dirigido desde el Laboratorio de Diversidad Genómica del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, donde existe una gran experiencia en la genética de felinos.

«En la Estación Biológica de Doñana del CSIC nos habíamos preocupado desde hace tiempo por la problemática de conservación del gato montés y su relación con los gatos domésticos», explica el investigador, que añade que por este motivo el equipo ha recopilado a lo largo de los últimos 10 o 15 años abundante material genético de la especie.

«Como habíamos trabajado conjuntamente con el equipo americano en la genética del lince ibérico, les planteamos realizar un estudio conjunto sobre la genética del gato montés ibérico. Aquella propuesta inicial se integraría más tarde en un estudio mucho más ambicioso,
Elmundo

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat