Inicio NOTICIAS Olmert: «éxitos impresionantes, posiblemente como nunca antes»

Olmert: «éxitos impresionantes, posiblemente como nunca antes»

Por
0 Comentario

A tres semanas del inicio de la guerra en Medio Oriente, Israel y el grupo terrorista Hezbollah no se dan respiro y ampliaron sus respectivas ofensivas, con el visible objetivo de penetrar lo más profundo posible dentro del territorio enemigo.

En las primeras horas de ayer, comandos especiales israelíes realizaron una incursión en la que secuestraron a cinco supuestos miembros de Hezbollah en la antigua ciudad de Baalbek, situada en el centro del Líbano y a unos 100 kilómetros de la frontera, en un operativo apoyado por ataques aéreos que causó la muerte de 19 personas.

Por su parte, la milicia libanesa respondió con la peor lluvia de misiles desde que comenzó la guerra, al lanzar más de 230 cohetes contra poblaciones del norte de Israel. Algunos alcanzaron la localidad de Beit Shean, a 70 kilómetros de la frontera -la ciudad más al Sur que atacó Hezbollah-, y mataron a un civil. Anoche, el ejército israelí bombardeó tres veces la periferia sur de Beirut, baluarte del Hezbollah.

En la madrugada de anteayer, y protegida por la oscuridad de la noche, una unidad militar de elite israelí transportada en helicópteros llegó al hospital Deir el-Himma de la ciudad libanesa de Baalbek para capturar, según fuentes israelíes, a uno de los principales dirigentes de Hezbollah, Mohammed Yazbek. Fuentes libanesas afirmaron que Israel esperaba encontrar allí a los dos soldados judíos secuestrados el 12 de julio, incidente que desató la crisis.

Los militares israelíes, apoyados por unos cuatro helicópteros que permanecieron en torno del edificio, saltaron en paracaídas sobre el techo del hospital y luego ingresaron en las habitaciones, mientras la guerrilla los atacaba desde afuera. Las fuerzas también se habrían incautado de documentos, disquetes y computadoras utilizados por Hezbollah.

Según el jefe del estado mayor israelí, Dan Halutz, cinco miembros del grupo terrorista fueron secuestrados y otros 19 murieron en el ataque.

«Hemos emprendido esta operación para demostrar que podíamos golpear en cualquier parte del Líbano», afirmó Halutz, en momentos en que crecen las críticas a la estrategia militar israelí empleada contra un Hezbollah mejor preparado de lo esperado. Por su parte, la policía libanesa sostuvo que los militares israelíes habían secuestrado a cinco civiles inocentes y matado a 19 en el ataque -entre ellos, cuatro niños-, que estuvo acompañado de intensos bombardeos y escaramuzas con Hezbollah, que negó el secuestro de sus miembros y calificó la operación de «fiasco».

En tanto, después de que el gobierno israelí decidió reforzar su presencia en el sur del Líbano y enviar allí entre 7000 y 10.000 soldados, intensos bombardeos y combates cuerpo a cuerpo se libraron ayer en tres localidades de esa conflictiva zona, considerada el principal bastión de Hezbollah.

Según Israel, tres soldados judíos murieron en esos combates, mientras las tropas israelíes hirieron o mataron a por lo menos siete miembros de Hezbollah en el poblado de Mahbib y lograron tomar las aldeas de Meesh al-Jabel y Bleideh.

Actualmente, las fuerzas israelíes operan en la zona central y este del sur del Líbano, donde se encuentran unos ocho o nueve poblados libaneses que buscan ocupar, con el propósito final de crear una «franja de seguridad» de entre dos y tres kilómetros de ancho. Además, por lo menos siete civiles murieron en los alrededores de la ciudad portuaria de Tiro, donde en menos de una hora Israel lanzó 27 bombardeos por tierra, aire y mar.

Al finalizar el día, el premier israelí, Ehud Olmert, consideró que la ofensiva de su país había conseguido «éxitos impresionantes, posiblemente como nunca antes», y que la infraestructura de Hezbollah había sido «totalmente destruida». Tras 21 días sucesivos de bombardeos y combates cuerpo a cuerpo, ya han muerto unos 643 libaneses -762 según el Ministerio de Salud del Líbano- y casi un millón de personas han abandonado el país. Beirut estima que los daños económicos sufridos ya superan los 2500 millones de dólares (ver aparte). Sin embargo, la guerrilla libanesa todavía es capaz de atacar territorio israelí, y cada vez con mayor potencia.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat