Inicio NOTICIAS Un candidato judío para un partido musulmán rompe barreras en Túnez

Un candidato judío para un partido musulmán rompe barreras en Túnez

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Simon Slama y su familia son los únicos judíos que quedan en la ciudad tunecina de Monastir, que una vez fue el hogar de una próspera comunidad judía. Pero en lugar de unirse al éxodo, se postula para un cargo como candidato del partido islamista de Túnez.

La candidatura de Slama al partido Ennahdha en las elecciones municipales de mayo causó un gran revuelo en este país mayoritariamente musulmán.

Los críticos lo ven como una táctica calculada por Ennahdha para recuperar el poder y restaurar su reputación entre los aliados occidentales como Estados Unidos. Otros, sin embargo, lo ven como un ejemplo de las antiguas tradiciones de tolerancia de Túnez.

Slama, un vendedor y reparador de máquinas de coser, de 56 años, afirma que solo quiere servir a su país y a la ciudad donde nació, que sufre de dificultades económicas y tensiones sociales.

"Elegí a Ennahdha porque descubrí que debido a la crisis que está atravesando el país, todos se están volcando hacia este partido", expresó a The Associated Press en su taller.

"No veo diferencias entre las religiones islámica y judaica. Somos una sola familia y todos somos ciudadanos tunecinos y deberíamos ir de la mano para construir el Túnez del mañana", opinó.

Slama regresó a Monastir, en la costa mediterránea, a unos 170 kilómetros al sur de la capital, Túnez, después de estudiar en la ciudad francesa de Estrasburgo, al igual que otras familias judías, porque "amamos la ciudad y tiene el espíritu de mis antepasados”.

Túnez es hogar de aproximadamente 1.500 judíos en todo el país. Monastir "solía tener 520 familias judías. Hoy el mío es el único que queda", dijo Slama.

Quiere ingresar al servicio público porque ve las ciudades como "esenciales en la evolución de la sociedad".

Túnez celebra sus primeras elecciones municipales desde la revolución de 2011 que derrocó a un autócrata de hace mucho tiempo y desató levantamientos en todo el mundo árabe. Túnez es el único país que emerge con una democracia nueva y cuidadosamente construida, aunque las cosas han sido difíciles.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat