Inicio NOTICIAS Carrió enfrentó a Garavano y ahondó la interna judicial del Gobierno

Carrió enfrentó a Garavano y ahondó la interna judicial del Gobierno

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Elisa Carrió, una de las cabezas de la alianza oficialista, recalentó ayer la interna gubernamental por los manejos de la causa AMIA y apuntó directamente contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, por "intervenir en el trabajo de la querella del Estado en la causa de encubrimiento del atentado". La diputada fijó posición contra Garavano a través de un duro comunicado de la Coalición Cívica por la decisión del Gobierno de desistir de la acusación por encubrimiento contra los ex fiscales de la causa AMIA Eamon Müllen y José Barbaccia.

"No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno", sostuvo el comunicado de la Coalición Cívica ARI, que reflejó el pensamiento de Carrió. El respaldo de la Coalición Cívica quedó plasmado por el rápido apoyo de sus dirigentes a través de las redes sociales.

El comunicado informó sobre la renuncia de Mariana Stilman, una de las abogadas de la Unidad Especial AMIA, de máxima confianza de la diputada. Y explicó que se debió a la "sorpresiva intervención" del ministro Garavano en la querella del Estado. No es la primera vez que la diputada de Cambiemos sale a cuestionar los manejos de la causa AMIA. La abogada Stilman había tomado distancia el año pasado de la representación de la querella "debido a las reiteradas intromisiones en su trabajo por parte de otro abogado que respondía a órdenes del ministro y sus asesores, quienes impedían que Stilman desarrollara de manera adecuada su labor como apoderada en el juicio".

Pese a ello, a pedido de Carrió y del titular de la Unidad AMIA, el radical Mario Cimadevilla, Stilman continuó trabajando en la causa para colaborar con los nuevos apoderados designados en su reemplazo.

La interna se reavivó por la decisión de Garavano de dejar caer la acusación de encubrimiento contra los exfiscales de la causa AMIA Eamon Müllen y José Barbaccia, que se oficializó el 1º del actual. Una decisión contraria a las ambiciones del titular de la unidad, pero que contó con el apoyo expreso de la AMIA. "Se los exime de toda la responsabilidad por las graves irregularidades cometidas durante el trámite de la causa por el atentado a la AMIA. Esto se ve agravado por los numerosos rumores acerca de los vínculos de amistad entre los exfiscales y los integrantes del ministerio de Garavano", apuntó la Coalición Cívica ARI. Y agregó que "ni Elisa Carrió ni la CC ARI están dispuestas a manipular una acusación en una causa judicial", por lo tanto "el ministro debe dar explicaciones sobre su intempestiva decisión". Carrió ya le había manifestado el año pasado que si se afectaba la línea acusatoria se estaría encubriendo. Presentó, también, un escrito ante la Oficina Anticorrupción (OA) en el que relató lo sucedido el año pasado y advirtió que se reservaba la potestad de efectuar acciones ante eventuales excesos de poder.

La aparición de Carrió ahondó la crisis interna que había provocado la decisión de Garavano de retirar las acusaciones contra los exfiscales Mullen y Barbaccia.

El titular de la Unidad Especial AMIA, Mario Cimadevilla, defendía la idea de acusarlos, al igual que la exprocuradora general Alejandra Gils Carbó. Para Garavano y los abogados oficiales, Müllen y Barbaccia no debían ser acusados porque, entre otras cosas, impulsaron la pista de Irán.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat