Inicio NOTICIAS Descubren los hábitos alimenticios de los judíos de Jerusalem de hace 2.000 años

Descubren los hábitos alimenticios de los judíos de Jerusalem de hace 2.000 años

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Las ovejas y las cabras se consumían todos los días, no se encontró en ninguna parte cerdo y mariscos, y las palomas eran criadas para los sacrificios en el Monte del Templo.

Los antiguos habitantes de Jerusalem del período del Segundo Templo adherían estrictamente a las leyes kosher y cenaban principalmente ovejas y cabras, según descubrieron investigadores de la Universidad de Tel Aviv en el estudio más completo de su tipo.

Después de varios años de excavaciones arqueológicas en un antiguo relleno sanitario en la Ciudad de David, un análisis de los hallazgos del siglo I se publicó esta semana en el Tel Aviv Journal del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv.

El estudio, escrito por Yuval Gadot, Lidar Sapir-Hen y Abra Spiciarich, se titula "La Evidencia Faunística de la Antigua Jerusalem Romana: La Gente Detrás de la Basura".

Gadot, profesor titular del departamento de arqueología de la universidad, afirmó ayer que la excavación prolongada tuvo lugar a unos 800 metros del Monte del Templo.

"Empezamos a excavar hace tres años en un vertedero (antiguo) dedicado a la eliminación de basura durante la ocupación romana", explicó. "Uno de los componentes principales que se encontraron allí fue el desperdicio de alimentos, incluyendo más de 12.000 huesos de animales, de los cuales identificamos 5.000."

Un análisis exhaustivo de los huesos determinó que los antiguos habitantes de Jerusalem se adherían estrictamente a las leyes kosher y consumían principalmente carne de oveja y cabra.

"No encontramos restos de carne de cerdo ni crustáceos, y del 70 al 80 por ciento de los huesos eran de oveja y cabra, con pocos de vaca y de pollo", expresó Gadot.

"Lo sorprendente fue que no había huesos de paloma, porque sabemos que las criaban y que era una gran industria", destacó según el Jerusalem Post. "En los otros vertederos más cercanos al Monte del Templo, los investigadores anteriores encontraron una gran cantidad de huesos de paloma, y ahora entendemos que no fueron criados para comer, sino para actividades cultuales en el Monte del Templo".

Gadot agregó que en el vertedero de la Ciudad de David también se encontró una cantidad sustancial de restos de frutas y hortalizas, incluyendo higos y dátiles, aunque los investigadores se centraron principalmente en la basura de los animales.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat