Inicio MUNDO JUDIO En el Día del Periodista, recordamos la presencia de los medios judíos en la Argentina

En el Día del Periodista, recordamos la presencia de los medios judíos en la Argentina

Por Iton Gadol
0 Comentario

ItonGadol/AJN.- Para los inmigrantes judíos en la Argentina, la prensa escrita fue durante varias décadas una de las más eficaces formas de compartir información, crear pertenencia y reflejar la intensidad y diversidad de la vida comunitaria. Las más importantes redacciones nacieron en el barrio porteño de Once.

Era una época de alto consumo de diarios, literatura, teatro y cultura en idish, que no faltaban en ninguna casa de la comunidad judía junto al pan Goldstein, que es el pan de centeno que hoy en día se ve en todas las panaderías.

El periodismo judío fue muy prolífico en sus alcances. Tanto las expresiones ideológicas, temáticas como las lingüísticas hicieron que más de 400 publicaciones, en sus diferentes formatos, hayan salido a la luz a lo largo de más de un siglo y medio de existencia.

Una destacada revista, “Vida Nuestra” (julio 1917 – septiembre 1923), dirigida por Leon Kibrick y sus principales colaboradores eran Aarón Bilis y E. Mizes, se destacó por su calidad artística y nivel intelectual de sus notas, las cuales fueron muy apreciadas tanto en la comunidad como fuera de ella a lo largo de sus 75 números. Además tuvo una actuación relevante luego del pogromo de la Semana Trágica (enero de 1918).

Uno de los medios de prensa más activos fue el semanario en ídish Di Presse, creado en 1918 con el formato de cooperativa y dirigido a los sectores obreros judíos. Desde sus instalaciones en Castelli al 300 se constituyó en un importante espacio de encuentro y socialización cultural para los inmigrantes y un foro de debate social y político durante sus casi ocho décadas de existencia.

Más tarde irrumpió en la comunidad Nueva Presencia, un diario de izquierda en español que en la época de la dictadura cívico-militar tuvo el coraje que no tuvo nadie. Estuvo dirigido por Herman Schiller. Nacido como suplemento de Di Presse, derivaría luego en una publicación independiente y con mayor tirada.

Di Idishe Tzaitung y Nueva Sion también marcaron décadas de periodismo y cultura judía. Grandes escritores y periodistas dedicaban columnas cada día. Las grandes publicidades marcaban la gran actividad económica de los judíos en Argentina y también quedó marcado en la historia del teatro judío las grandes carteleras que se publicaban con teatros y grandes obras de teatro incluso con visitas de grandes actores del extranjero que suplicaban ser invitados a Buenos Aires.

Durante esos años se destacaron en la prensa nacional muchos periodistas judíos, entre ellos Alberto Guershunoff (1883-1950), quien desde inicios del siglo XX integró la redacción de varios medios y fue, hasta su muerte, un integrante del diario La Nación, y César Tiempo (Israel Zeitlin, 1906-1980), quien entre 1952 y 1955 fue director del suplemento literario del diario La Prensa.

Siempre a la par de los principales medios en Idish, el decano periódico Mundo Israelita marco la historia periodística judía argentina hasta la fecha. El querido Pepe Kestelman fue capitán de ese barco que iluminó y sigue iluminando con sus testimonios el periodismo judío, actualmente su esposa Corina y sus hijos continúan la titánica tarea periodística.

También asomaron e hicieron una tarea importantísima dentro del periodismo judío en la argentina, Revista La Luz, fundada por la familia Elnecave, actualmente en manos Rosita Nagelberg; Comunidades, de la mano de Natalio Steiner y Alberto Rotenberg; la Revista Ktanim fundada por Daniel Berliner, que fue el prólogo de lo que pronto se convertiría en Iton Gadol y la Agencia Judía de Noticias (AJN).

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat