Inicio INTERNACIONALES Keren Leyedidut. Naidorf: »Tenemos un significativo crecimiento de la aliá en el primer trimeste del 2022»

Keren Leyedidut. Naidorf: »Tenemos un significativo crecimiento de la aliá en el primer trimeste del 2022»

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Leo Naidorf, representante del Keren Leyedidut en la Argentina, mantuvo una entrevista con ItonGadol sobre los avances de la institución a nivel local y destacó que »este primer trimestre muestra un alta significativa de olim que viajan en relación al año pasado, estimamos que casi el 40% del total del 2021 es equivalente al primer trimestre del 2022, lo cual marca un poco, también, por un lado el alta y por el otro la concreción del proceso de aliá del año pasado de muchas personas.».

-¿En qué punto estamos en la tarea del Keren Leyedidut en este casi primer trimestre del año?

-Desde hace algunos años, pandemia de por medio y otros episodios han hecho que siempre tenga algún condimento la aliá. En este momento la tarea central del Keren Leyedidut como organización tiene como foco principal lo que está pasando en Ucrania, una tarea muy importante ahí, en la zona del Keren. Y en lo que es Argentina puntualmente, lo que está pasando es que este primer trimestre muestra un alta significativa de olim que viajan en relación al año pasado, estimamos que casi el 40% del total del 2021 es equivalente al primer trimestre del 2022, lo cual marca un poco, también, por un lado el alta y por el otro la concreción del proceso de aliá del año pasado de muchas personas.

WhatsApp Image 2022-04-14 at 4.21.35 PM

Leonardo Naidorf en el Muro de los Lamentos, Israel

-¿Sigue habiendo personas que por la pandemia no pudieron realizar su aliá en 2021 y la concretan ahora?

-No gente que haya visto frenado su proceso de alía, sí quizás alguien que en algún momento cercano a la pandemia había pensado en la posibilidad y luego la desechó, como una cosa más personal, del proyecto que se trabo, o que por ahí dijo ‘no es el momento’, y ahora por alguna otra razón lo activo. Teniendo en cuenta las perspectivas de futuro, más allá de las personas que se encuentran cómodas en el país, probablemente Israel se les presenta hoy en día como un futuro deseable más allá de su presente. Eso es un desafío interesante.

-¿Desde el Keren Leyedidut pueden definir si la situación de la economía argentina es un indicador de estas decisiones de aliá que se están tomando?

-Sí, es un indicador en el doble sentido. La economía argentina tiene indicadores que hacen al bolsillo del día a día, un indicador que es una expectativa. Entonces hay un doble juego, hay gente que efectivamente se vio afectada económicamente por la pandemia y por los efectos colaterales de la economía argentina, pero hay gente que eso que lo afectó no lo puso en una situación límite, si le fue quitando expectativas, expectativas para sí mismo, para sus hijos, y eso hace que empiecen a buscar un horizonte como Israel, que representa mayor estabilidad. Es un desafío interesante porque, obviamente, es una población, un segmento que tiene muchas más preguntas, más dudas porque sabe que puede decidir irse o puede decidir quedarse.

-¿El fenómeno se da en todo el país?

-Mira, otro dato interesante que estuvimos viendo es que la aliá del interior está sobrerepresentada. Con esto me refiero a que probablemente, sin hilarlo fino, podríamos decir que la población judía argentina está en un 80% en el AMBA y un 20% en el interior, y sin embargo en lo que es aliá, la relación es 60 a 40. Es decir, que la aliá del interior es más alta que la población real que tiene. La aliá de Buenos Aires sigue siendo muy importante, pero hay una aliá del interior que también es muy importante

-Hace poco tiempo estuvo en Argentina vuestro responsable en Israel, Benny Haddad, y junto a Gustavo Gakman recorrieron el interior. ¿Creen que eso ayudo a que la opción sea más cercana para aquellos que no lo tenían previsto?

-Definitivamente sí, pero no en términos de promoción. No es que a partir de nuestra presencia la gente decide hacer aliá, sino que lo que sirve es para aceitar los vínculos con las comunidades locales, que son muy necesarios, para varias cuestiones que hacen a la aliá. Muchas veces gente que hace aliá viene recibiendo ayuda de las instituciones comunitarias, entonces el enlace con ellos se facilitaría, en otros casos hemos acercado gente a que tome contacto con sus propias comunidades, que no tenían contacto y nosotros hemos sido el canal de acercamiento, digamos que la presencia de las kehilot es muy importante. Justo tuvimos la semana pasada en Buenos Aires una reunión con una kehila por fuera de Buenos Aires, y nos comentaban que ellos no tenían una actividad comunitaria permanente en relación con el tema de la alía, pero la querían dar. En la charla surgió que no tomaban real conciencia del rol que tiene una comunidad para un olé, y no sólo eso, sino que lo que planteaban es «nosotros queremos ser parte, queremos acompañar a nuestros miembros de nuestra comunidad que quieren hacer alía». Lo que ellos dicen es que el tema de alía en la comunidad se habla poco y nada, pero de repente nos empezamos a enterar de que miembros de nuestra comunidad hacen alía y nosotros no los hemos acompañado en ese proceso. La Fundación Judaica abrió hace poco, nosotros nos enteramos después pero ahora lo enlazamos, hizo una campaña de donación de valijas para olim, parece menor pero muy necesario para muchos casos, olim que hacen alía y no tienen dinero para las valijas, y la Fundación Judaica hizo una campaña de recolección y ahora nosotros estamos vinculando a los olim con esta campaña. Este trabajo institucional también aprovechamos cada vez que vienen Benny Haddad o Gustavo Gakman para fortalecer, es muy importante.

-Keren Leyedidut es acompañante de los que hacen alía en Israel, se ha visto que funciona perfecto, pero hay una instancia de ayuda en la previa más de lo que se estaba haciendo

-Sí, entender que el proceso de alía requiere también de un compromiso comunitario, en donde la persona de nuestra comunidad que decide hacer alía no se tiene que sentir solo en ese proceso, no solo porque lo acompañemos las organizaciones especializadas, el Keren Leyedidut, sino que tiene que ser un tema de toda la comunidad acompañar a nuestros miembros en este proyecto.

-Hubo un encuentro del Keren en Latinoamérica ¿Cómo fue? ¿Cuánto ayudó?

-Esto fue así, en los últimos días de marzo, donde nos reunimos todo el equipo de América Latina. Cuando me refiera a América Latina es tanto los que representamos al Keren Leyedidut en la región como con los que desde Israel trabajan con el tema de América Latina; hemos tenido también la participación, vía Zoom, de Benny Haddad que está en Moldavia con la alía de Ucrania, y de la directora general del Keren Leyedidut, con la cual hemos tenido también una conversación privada, y es la primera vez que nos vemos las caras todos desde antes de la pandemia. Así que para nosotros, como equipo, es muy importante, y al mismo tiempo nos ha servido para compartir experiencias, darnos cuenta que desde aquella vez, hace 3 años hasta hoy la presencia del Keren Leyedidut en el tema de la alía en la región pasó a ser determinante, en todos los países, y este compromiso te exige más tanto a todos nosotros, a presentar nuevas ideas, nuevos formatos, como ser mejores, en todo sentido, no solamente tener mejores herramientas, sino también ser mejores nosotros. Hemos trabajado mucho el vínculo que tenemos nosotros como personas con olim que son personas.

-Cuando se habla que el primer trimestre cubrió prácticamente la alía del año pasado, ¿De cuánta cantidad de gente se refiere? Y ¿Qué esperan para el resto del año?

-En el primer trimestre, estamos hablando de más de trescientas personas. Es difícil pronosticar, nuestra sensación es que se va a mantener y que finalmente vamos a tener un año con mayor alía que en el 2021.

-Sobre Ucrania, Keren Leyedidut es una institución con un enorme ejercicio en situaciones difíciles. ¿Cómo están llevando a cabo la actividad allá?

-Bueno, para muchos puede ser una novedad, pero el trabajo con la alía de Ucrania es la mayor especialidad del Keren Leyedidut. El Keren Leyedidut trabaja desde hace varios años, muy intensamente, con la alía de Ucrania, desde que empezaron los primeros antecedentes del conflicto actual, en el 2014, y en lo que va del conflicto han viajado ya más de 2.000 personas a través del Keren Leyedidut, en vuelos humanitarios que están gestionando en conjunto el Keren con la Agencia Judía, se han dividido el territorio, el Keren está concentrado en todos los ucranianos que llegan a la frontera con Moldavia, y es nuestro director Benny Haddad que su residencia está en Israel, está hace más de un mes instalado en la zona, comandando un operativo de emergencia, que tiene un vuelo por semana, y más allá que a nivel local en América Latina no tenemos tanta relación con ese operativo, sin duda para nosotros es como vos decís, aún en la tragedia una fuente de orgullo saber que la organización en la que trabajamos y representamos tiene ese nivel de compromiso y este nivel de efectividad en situaciones críticas.

-Aquellos que están pensando en una alía, obviamente el Keren Leyedidut sigue siendo una buena opción, en la llegada a Israel el apoyo es enorme, los teléfonos están abiertos permanentemente para ayudar, eso está como siempre abierto con más experiencia, y para aquel que lo quiera lo pueda llevar a cabo.

-Exacto, creo que hemos mejorado mucho aún, y la idea es esta, que toda persona que esté pensando en la posibilidad de alía, o ya está en ese proceso nos contacte, que podamos ayudarlo, también en la ayuda material y también nuestro acompañamiento, nuestro asesoramiento, que creemos que puede ser de mucha ayuda.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat