Inicio Coronavirus Coronavirus: Mejor ser prudente al principio que arrepentirse después, dijo Bennett sobre la variante Ómicron

Coronavirus: Mejor ser prudente al principio que arrepentirse después, dijo Bennett sobre la variante Ómicron

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- Israel debe seguir teniendo cuidado con la nueva variante del coronavirus Ómicron, dijo el domingo el primer ministro Naftali Bennett, ya que los datos mostraron que, durante la semana anterior, la tasa de morbilidad en el país dejó de aumentar.

«Tenemos que ser humildes, por el momento no sabemos lo suficiente sobre esta cepa», dijo Bennett al abrir la reunión del gabinete.

«Sabemos con un alto grado de certeza que es altamente contagiosa», dijo también, subrayando que el gobierno está constantemente monitoreando y reevaluando la situación en base a los datos disponibles.

«Algunos se preguntan por qué hacemos las cosas más difíciles si la situación es buena en Israel», señaló el primer ministro. «La razón por la que la situación es buena en el país es que hemos actuado con rapidez y de forma ajustada. Sabemos cómo levantar las restricciones cuando es necesario y sabemos cómo endurecerlas cuando es necesario. En la incertidumbre actual, esta es exactamente la medida correcta. Es mejor ser prudente al principio que arrepentirse después».

Los datos muestran que la morbilidad en Israel se estabilizó en la última semana, pero el Primer Ministro dijo que es importante seguir teniendo cuidado.

Según las últimas informaciones publicadas por el Ministerio de Salud el viernes, había siete casos de Ómicron identificados en Israel, tres personas vacunadas y cuatro miembros no vacunados de una familia que había visitado recientemente Sudáfrica.

También había 27 casos de personas sospechosas de haber estado expuestas a la variante que estaban esperando los resultados de la secuenciación genética de sus pruebas, ocho de las cuales habían viajado recientemente al extranjero. Sólo cinco de los 27 están totalmente vacunados, mientras que 22 no lo están.

Otros 14 casos estaban siendo investigados, pero se considera que esas personas tenían un bajo riesgo de haber contraído Ómicron.
Entre todas las personas infectadas o probablemente infectadas con la variante, 23 estaban asintomáticas hasta el viernes – siete de ellas vacunadas y 16 no – y 11 presentaban síntomas (sólo una de ellas vacunada).

Mientras tanto, la morbilidad en el país comenzó a estabilizarse después de aumentar durante casi tres semanas.

En la semana comprendida entre el 28 de noviembre y el 4 de diciembre, se registró una media de 506 nuevos casos diarios. La semana anterior fueron 509 y la anterior 456.

Durante varios días, el número de casos activos en el país se mantuvo estable en torno a los 5.500. Hasta el domingo, eran 5.300. En el pico de la cuarta ola, en septiembre, superaban los 80.000.

El sábado, la tasa R cayó por debajo de 1 por primera vez en más de dos semanas, pero volvió a 1 el domingo. La tasa R representa el número de personas que cada portador del virus puede infectar de media y sólo refleja la situación de unos 10 días antes. Cuando la R se sitúa por encima de 1, se considera que la enfermedad se está propagando porque cada caso genera más de un caso. Cuando está por debajo de 1, es señal de que el número de casos está disminuyendo.

También el domingo, el número de pacientes graves en el país siguió disminuyendo y se situó en 110. Una semana antes eran 127.

El sábado se identificaron 241 nuevos portadores del virus, una cifra muy inferior a la de los días anteriores -cuando los nuevos casos diarios se situaban en torno a los 450-, como suele ocurrir, ya que durante el fin de semana se procesa una cantidad mucho menor de pruebas.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat