Inicio Universidad Ben Gurión Universidad Ben-Gurión: Un estudio demuestra la importancia del diagnóstico temprano del autismo

Universidad Ben-Gurión: Un estudio demuestra la importancia del diagnóstico temprano del autismo

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Un estudio de la Universidad Ben-Gurión descubrió que un diagnóstico temprano del autismo puede mejorar drásticamente las perspectivas de un niño de desarrollar habilidades sociales.

La investigación encontró que dos tercios de los niños diagnosticados con autismo a la edad de dos años y medio mejoran considerablemente, en comparación con solo el 23 por ciento de los niños a los que se les diagnostica cuando son mayores.

El profesor Ilan Dinstein de la Universidad Ben-Gurión, autor principal del estudio revisado por pares, dijo que los niños fueron monitoreados para mejorar en dos o más puntos en la escala de ocho puntos que mide la gravedad del autismo dentro de los dos años posteriores al diagnóstico.

«Hemos observado una diferencia muy significativa, con niños diagnosticados antes que tienden a estar más integrados socialmente y con mejores habilidades de comunicación», destacó a The Times of Israel. “Y tomar nota de esto debería tener un impacto muy fuerte en la política”.

“Es una llamada de atención para los tomadores de decisiones de salud pública sobre la importancia del diagnóstico temprano. Envía un mensaje contundente de que ya no podemos quedarnos al margen mientras las personas pierden un tiempo valioso durante el cual los niños podrían estar recibiendo tratamiento”, agregó.

En muchos países, si los padres no buscan un neurólogo o psicólogo privado, pueden esperar meses para recibir un diagnóstico de autismo. Además, educar a los padres sobre cómo detectar el autismo no es una prioridad importante, y las personas a menudo pierden señales en el desarrollo de sus hijos que podrían conducir a un diagnóstico oportuno.

Dinstein dijo que, si bien muchas personas asumen que es de sentido común que un diagnóstico temprano es mejor, no ha habido suficientes datos claros hasta ahora para documentar la importancia y llevar el tema a los responsables de las políticas de salud.

Esto se debe a que los estudios previos sobre el autismo han tendido a centrarse en niños que tenían tres años o más en el momento del diagnóstico. El Centro Nacional Azrieli para la Investigación del Autismo y el Neurodesarrollo, un proyecto dirigido por la Universidad Ben-Gurión que encabeza Dinstein, tiene acceso a conjuntos de datos inusualmente grandes de niños que fueron diagnosticados tanto temprano como tarde.

Actualmente está ampliando su trabajo después de una inversión de 40 millones de NIS (13 millones de dólares). Sus datos rastrean a niños desde edades muy tempranas, ya que ejecuta una base de datos que contiene una gran cantidad de información, aportada con el consentimiento de los padres, sobre los desafíos y el progreso de los niños autistas israelíes.

«Estamos demostrando que los diagnósticos tempranos y la garantía de un tratamiento temprano tienen un impacto muy fuerte en el potencial de desarrollar habilidades sociales», dijo Dinstein. “Creemos que esta gran mejora se debe a la mayor plasticidad cerebral y flexibilidad conductual que es una característica fundamental de la primera infancia».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat