Inicio Universidad Ben Gurión Un estudio de la Universidad Ben-Gurión afirma que la geoquímica de las ostras puede develar la contaminación del océano

Un estudio de la Universidad Ben-Gurión afirma que la geoquímica de las ostras puede develar la contaminación del océano

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- La Prof. Sigal Abramovich del Departamento de Tierra y Ciencias del Ambiente de la Universidad Ben-Gurión del Néguev tiene una misión. Quiere convencer a los reguladores israelíes y mundiales de que incluyan un seguimiento regular de la geoquímica de un cierto tipo de caparazón de organismos marinos como indicador de contaminación en el océano.

En una serie de estudios durante los últimos tres años, Abramovich y su equipo (Dra. Danna Titelboim, Nir Ben Eliahu y Chen Kenigsberg, Sneha Manda y Doron Pinko) y su colega, el Prof.Barak Herut del Instituto de Investigación Oceanográfica de Israel y el Dr. Ahuva Almogi-Labin del Servicio Geológico de Israel han descubierto que los foraminíferos encontrados en el fondo del océano almacenan evidencia de la contaminación a su alrededor dentro de la formación de su caparazón.

La infraestructura costera hace que el ecosistema marino sea susceptible a la introducción accidental de metales industriales que, incluso relativamente a corto plazo, podrían estresar los ecosistemas locales o afectar la calidad del agua. Los métodos de monitoreo tradicionales son insensibles a estos eventos y, por lo tanto, se requieren métodos de monitoreo mejores y más completos.

Los foraminíferos son organismos unicelulares que producen ostras de calcita directamente del agua de mar. Se encuentran entre los fósiles más antiguos y abundantes y sus ostras de calcita se acumulan en cantidades masivas en los sedimentos oceánicos y se convierten así en uno de los componentes más importantes de las rocas sedimentarias (carbonato). Sus caparazones registran las propiedades químicas y físicas de su agua de mar, lo que proporciona la base para la mayoría de las investigaciones climáticas. Esta es la razón por la que los foraminíferos se consideran uno de los archivos más importantes de los océanos antiguos y modernos.

«Hemos podido cuantificar las cantidades de contaminación por metales pesados inyectada por la descarga de salmuera de las plantas de desalinización en la costa mediterránea de Israel», explica la profesora Abramovich. «Nuestra investigación demuestra el potencial de utilizar anomalías de metales pesados en ostras como una herramienta para detectar la huella industrial de las instalaciones costeras, incluidas las áreas que se consideraban reservas naturales limpias».

Ella está trabajando con una red internacional de oceanógrafos para alentar a los países de todo el mundo a adoptar un monitoreo regular de foraminíferos basado en los métodos desarrollados en su laboratorio.

Su investigación ha sido apoyada por el Ministerio de Ciencia israelí a través del programa BMBF-MOST, una subvención GIF (Fundación Germano-Israelí para la Investigación y el Desarrollo Científico) y la Fundación de Ciencias de Israel.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat