Inicio COMUNIDAD EN ACCION “Ayudar a Nuestra Argentina”, un proyecto que nació con la pandemia y que no para de expandir su solidaridad por todo el país

“Ayudar a Nuestra Argentina”, un proyecto que nació con la pandemia y que no para de expandir su solidaridad por todo el país

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- El Proyecto de “Ayudar a Nuestra Argentina”, liderado por Ariel Cohen Sabban y el Rabino Isaac Sacca, nació en medio de la pandemia de coronavirus con el objetivo de ayudar al prójimo a tener a una Argentina Unida. En el último año, ya se realizaron 93 acciones solidarias como la entrega de frazadas, sábanas, kits escolares, ropa de uso cotidiano, jeans remeras, camisas, manteles. Además, por Rosh Hashaná, se entregarán 10.000 nuevos vales de alimentos kosher.
En una entrevista con ItonGadol, Cohen Sabban destacó cómo nació esta iniciativa y cómo se fue expandiendo.

-Estamos viendo día a día una iniciativa que se consolida con importantes acciones solidarias, ¿imagino usted que ocurriría esto?
-La realidad es que nunca habíamos pensado que el Proyecto tendría un impacto tan alto, a lo largo y lo ancho de Buenos Aires en general y otras provincias. Trabajamos con parroquias, Iglesias, Instituciones de la Comunidad Judía de San Juan Formosa, Gral. Roca, Rosario e intendencias varias como Mercedes, Lomas de Zamora, La Matanza y diferentes villas como Ciudad Oculta, Villa Fiorito, Villa 1-11-14, entre otras.

-¿Puede usted definir exactamente en qué consiste el objetivo de “Ayudar a Nuestra Argentina”?
-Nuestra misión, como la necesidad, no distingue religiones. Realmente, no nos damos cuenta de que con tan poco podemos generar un cambio en la gente: motivación, acercamiento y, por sobre todo, esperanza. Tal como dicen nuestros principios, la Tora y nuestros sabios, nuestro lema es “Querer a tu prójimo como a ti mismo”. Dar una mano a quien hoy nos necesita.

-¿Qué lo movió a comenzar con esto?
– La Pandemia en especial fue el disparador para tomar la decisión y dejar de pensar. Si no es hoy, cuándo. Las urgencias de la gente más carenciada, la indigencia, las personas en situación de calle y los graves problemas económicos que afectaron también a Nuestra Comunidad, me motivaron a generar este proyecto, sumando al Gran Rabino Isaac Sacca, Presidente de Menorá, y la inmensa cantidad de juventud que día a día participa de sus actividades.

-¿Hay equipo? ¿Hay más nombres que integran su proyecto, a la vista y entre bambalinas?
-En la ejecución y entrega de elementos de necesidades básicas, contamos con algunos colaboradores. Desde un principio, me convocaron de La Mesa del Hambre, con quienes firmamos un convenio junto al Gran Rabino Isaac Sacca. También participan periodistas como ser Mercedes Ninci, Instituciones como Cáritas Buenos Aires, hasta líderes políticos, tanto afines al oficialismo como a la oposición. También párrocos, curas, rabinos y algunos dirigentes de templos y escuelas observantes, conservadoras o reformistas.
Nuestro proyecto solo es un puente de unión en las diferentes corrientes religiosas. En 363 días del año, hemos llegado a realizar 93 acciones solidarias como la entrega de frazadas, sábanas, kits escolares, ropa de uso cotidiano, jeans remeras, camisas, manteles, etc. También entregamos materiales de necesidad a diferentes hospitales, como el Gutiérrez.

-En pocos días se celebra Rosh Hashaná, el Año Nuevo Judío, ¿cuál es su balance de lo realizado hasta ahora?
-Realmente he vivido muchas situaciones como dirigente comunitario, desde madrij, líder en una escuela, tesorero en AMIA, presidente del Vaad Ha Kehilot y presidente de DAIA. Pero créanme que la que más alegría al alma te da, es la de poder ayudar al otro, aún sin saber quién es .El ver la sonrisa que genera en niños de villas, el recibir kits escolares… el mejor ejemplo lo vivimos en Villa Fiorito, junto a jóvenes de Menorá que nos han acompañado. Como también ver las lágrimas de personas que nos esperaban, sabiendo que íbamos a llegar ese día.
Año a año, con dolor, las necesidades son mayores y debemos estar presentes, si es posible. Nuestro país nos ha albergado y nos dio la posibilidad de crecer y desarrollarnos en diversas actividades. Mi familia este año cumple 100 años de actividad empresarial en la Argentina, y es una manera también entre otras de tener Hakarat Ha Tov (ser agradecidos) a nuestro país.

-Tzedaká. ¿Cuánto juega esta palabra en su proyecto?
-El concepto de Tzedaká es fundamental en mi vida. Desde niño, recuerdo a mis abuelos que llegaron en los barcos como inmigrantes, uno desde Europa, escapando de los nazis, y el otro desde Siria. En sus casas podía faltar alimento, ropa para vestir a su familia, pero no podía faltar nada en la comunidad.
El concepto Tzedek, «Justicia», es un concepto amplio para mí. Desde lo político a lo humano. Saber ser Agradecidos de lo que D’s no da día a día y poder extender nuestro brazo a quien más nos necesite.
La idea es no dar lo que me sobra, sino pensar en primera instancia dar la Tzedaká y luego ver lo que me sobra. Quiero destacar que todo lo que se entrega es nuevo, no usado. Hay momentos en la vida que se nos impone actuar, que si vemos que nuestro granito de arena puede generar un cambio, entonces debemos hacerlo. Salvar una vida, es salvar un mundo entero. Creo que es importante opinar, pero mucho más importante es hacer.

-Finalmente, ¿se puede ser parte de esto, por si alguien quiere ayudar, se puede ser beneficiario?
-Im Lo Ajshav Matai. (si no es ahora, cuándo). Nunca será perfecta o ideal nuestra situación o posibilidades. La pregunta que se impone es:
¿Me gusta que D’s se acuerde de mí, día a día? ¿Me gusta recibir y estar mejor cada momento de la vida? ¿Me cambia mucho poder dar algo de lo que D’s me da para administrar? Cuando reflexionó sobre estas preguntas me doy cuenta dónde está mi misión. Se puede colaborar con elementos, ropa nueva o vales de alimentos kosher contactándose a través de Instagram entrando a Ayudar a Nuestra Argentina o por Mail a ayudaranuestraargentina@gmail.com

-¿Cuánto le ayudó su experiencia comunitaria?
-La experiencia comunitaria y extra comunitaria realmente te ayuda mucho, pero no siempre. La vida o la situación económica que vivimos permite esperar años y años hasta tener ese conocimiento o experiencia.
En mi caso comencé de muy joven, sin experiencia, pero con una gran motivación de ayudar, estar presente. Aprendí día a día de los que mejor lo hacen. Vos hacé lo tuyo de corazón, que D’s hará lo que él tenga que hacer para que la obra tenga éxito.

-¿Qué acciones prepararon por Rosh Hashaná?
-A días de Rosh Hashaná, hemos realizado un gran esfuerzo adicional y estamos entregando 10.000 nuevos vales de alimentos. Al día de hoy con Ayuda de D’s hemos repartido en los últimos cuatro meses un total de 29.000 vales de solidaridad a comunidades en Once, Barrio Norte, Palermo, Flores, Belgrano, Almagro, Montserrat, Villa Crespo y Barracas. Día a día estamos más presentes con nuestra comunidad. Ktiva Jatima Tova.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat