Inicio AVANCES Médicos de Hadassah logran que un paciente de más de 90 años pueda sobrevivir con un novedoso implante

Médicos de Hadassah logran que un paciente de más de 90 años pueda sobrevivir con un novedoso implante

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Gerald Lieder, de 94 años, falleció este mes. Hace tres años, su familia viajó desde Estados Unidos a Israel para despedirse de él porque su corazón estaba fallando. Pero los heroicos cardiólogos del Centro Médico Hadassah decidieron que podían darle la oportunidad de sobrevivir insertando una nueva válvula en su corazón, que se sentaría dentro de su válvula fallida de ocho años.

Lieder, el primer paciente en Israel en reemplazar su propia válvula a través de un cateterismo con uno artificial, había sobrevivido gracias a la nueva intervención.

Cuando los cardiólogos de Hadassah sugirieron implantar otra válvula, su familia quedó atónita y conmovida de que estos médicos invirtieran tanto esfuerzo en un hombre que en ese momento, en sus propias palabras, era «una bolsa de huesos» y tenía más de 90 años.

Lieder recibió un reemplazo valvular percutáneo, un procedimiento que no estaba disponible en muchos otros países. Se recuperó, vivió tres años más y cantó en las bodas de tres de sus nietos.

Lieder, nacido en la vibrante comunidad judía de Stettin (entonces Alemania, luego Polonia), fue el quinto de siete hijos. A los 11 años, cuando regresó a casa de la práctica de fútbol, fue recibido por los nazis que vinieron a echarlo a él y a su familia de su hogar. Sus padres y hermanos fueron asesinados, pero fue salvado por el Kindertransport, el programa de rescate que trajo niños a Inglaterra.

Después de la guerra, Lieder se mudó a Baltimore, Maryland, se convirtió en vendedor ambulante de productos alimenticios Empire Kosher, se casó con Jacquie, una sobreviviente de Bélgica, y crió a cuatro orgullosos niños sionistas.

Finalmente, él y Jacquie se unieron a sus tres hijos que se habían mudado a Israel. Cuando su hija Vivian Schecter elogió a su padre en su funeral, agradeció a los cardiólogos de Hadassah por haberle dado a su padre los últimos tres años de su vida.

Luego agradeció al personal del Departamento de Medicina Interna por ayudarlo a superar tantas crisis en el último año.

Esos tres años adicionales que Lieder disfrutó son un recordatorio de que los médicos del Hospital Hadassah tienen un historial sólido de realizar ensayos clínicos innovadores y ofrecer terapias mucho antes de que estén disponibles en otros países, incluido Estados Unidos.

Además de la cirugía valvular percutánea que se realizó en Lieder, ahora existe el nuevo método exploratorio para tratar los aneurismas del arco aórtico, una afección potencialmente mortal con opciones terapéuticas limitadas.

El doctor David Planer de Hadassah, en colaboración con ingenieros israelíes y otros médicos, fue pionero en el sistema de injerto de stent NEXUS recientemente diseñado, que se entrega al arco aórtico a través de un procedimiento endovascular mínimamente invasivo.

Se utilizan tubos delgados en el brazo y la ingle para reemplazar el segmento enfermo de la aorta y cerrar el aneurisma. El doctor Planer, junto con el profesor Mario Lachat del Centro Cardiovascular del Hospital Universitario de Zúrich, han sido supervisores de más de 50 implantaciones de «casos compasivos» de NEXUS en todo el mundo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat