Inicio AVANCES La biotecnología israelí hace florecer el desierto

La biotecnología israelí hace florecer el desierto

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- Mirando desde su modesto hogar en el Kibutz Sde Boker, el primer ministro de Israel David Ben-Gurión anhelaba «hacer florecer el desierto».

Ben-Gurión, no solo un hombre de visión e ideales sionistas, sino también un pionero y hombre de palabra, se estableció en el desierto después de retirarse de la vida pública, y pasó sus últimos años allí hasta su muerte en 1973.

«Es en el Néguev donde se probará la creatividad y el vigor pionero de Israel», dijo el premier nacido en Polonia.

Animado por esos ideales sionistas durante una década, el Instituto Nacional de Biotecnología en el Néguev, ubicado en Beersheba, ha actuado silenciosamente para promover la creatividad y el espíritu pionero de Ben-Gurión.

El instituto, la primera entidad de investigación independiente y auto-organizada establecida bajo los auspicios de una universidad en Israel, tiene como objetivo realizar investigaciones multidisciplinarias aplicadas y cerrar la brecha entre la investigación básica y la investigación innovadora aplicada.

En el campus de la Universidad Ben-Gurión, el instituto tiene como objetivo plantar las semillas científicas que conducirán a la comercialización de nuevas ideas e innovaciones en biotecnología desarrolladas por sus investigadores.

«La visión es realmente hacer que el Néguev florezca estableciendo empresas de creación de biotecnología y creando puestos de trabajo, en función de la enorme necesidad de establecer una industria biotecnológica exitosa aquí y en Israel en general», dijo el Dr. Osnat Ohne, CEO del instituo, a The Jerusalem Post.

El Instituto Nacional de Biotecnología en el Néguev fue una creación de Edgar de Picciotto, un banquero y filántropo suizo que falleció a los 86 años en 2016 y reconoció por primera vez la necesidad de desarrollar una investigación biotecnológica en el Néguev a mediados de los años noventa. El instituto se incorporó como compañía en 2009, recibiendo 90 millones de dólares en fondos de parte de Picciotto, el gobierno israelí y la universidad.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat