Inicio AVANCES Científico de origen judío recibió el Nobel de Física por sus avances en el entendimiento del «agujero negro»

Científico de origen judío recibió el Nobel de Física por sus avances en el entendimiento del «agujero negro»

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Este martes, la academia que otorga los Premios Nobel anunció los ganadores en la categoría de Física. En el reconocimiento de este año, tres científicos fueron reconocidos por sus avances en la comprensión de los agujeros negros, que acechan en las partes más oscuras del universo. El británico Sir Roger Penrose, descendiente de un erudito hebreo y de herencia judía rusa, recibió la mitad del premio de este año «por el descubrimiento de que la formación de agujeros negros es una predicción robusta de la teoría general de la relatividad», dijo el Comité del Nobel.

El alemán Reinhard Genzel y la americana Andrea Ghez recibieron la segunda mitad del premio «por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia».

El premio celebra «uno de los objetos más exóticos del universo», el agujero negro, que se ha convertido en un elemento básico de la ciencia real y de la ciencia ficción y donde el tiempo parece detenerse, según el comité.

Los agujeros negros son quizás los objetos más misteriosos y poderosos de la astronomía. Están en el centro de todas las galaxias, y están esparcidas por todo el universo. Nada, ni siquiera la luz, puede escapar a su increíble gravedad. Son el último «callejón sin salida» cósmico.

«Los agujeros negros son tan difíciles de entender, que eso es lo que los hace tan atractivos», dijo Ghez a The Associated Press el martes por la mañana. «Realmente pienso en la ciencia como un gran y gigante rompecabezas», añadió.

Penrose, que fue nombrado caballero en 1994, viene de una familia con una larga y amplia asociación con la academia. Su abuela, Sonia Marie Natanson, fue una concertista judía que dejó Rusia a finales del siglo XIX, y se casó con el fisiólogo John Beresford Leathes, hijo del erudito hebreo Stanley Leathes.

Los hermanos de Penrose son el físico teórico Oliver Penrose, el ajedrecista Jonathan Penrose y Shirley Hodgson, una genetista.

Penrose es un ateo declarado. En una entrevista en 2007 con el Jerusalem Post, dijo que su abuela «ocultó sus orígenes y se disoció de su familia, pero nos enteramos de que venía de Rusia y que su apellido era Nathanson». «Por lo tanto, de acuerdo con sus reglas, supongo que podría ser considerado judío, aunque no me identifique como tal.»

Roger Penrose demostró con matemáticas que la formación de agujeros negros era posible, basándose en gran medida en la teoría general de la relatividad de Albert Einstein. «Einstein no creía que los agujeros negros existieran realmente, estos monstruos de peso superpesado que capturan todo lo que entra en ellos de lo que nada puede escapar, ni siquiera la luz», explicó.

Sweden Nobel Physics

Penrose detalló sus estudios en 1965, pero no fue hasta la década de 1990 que Reinhard Genzel y Andrea Ghez, cada uno liderando un grupo de astrónomos, fijaron sus miras en el centro cubierto de polvo de nuestra galaxia, la Vía Láctea, en una región llamada Sagitario A*, donde algo extraño estaba pasando.

Ambos encontraron que había «un objeto extremadamente pesado e invisible que tira de la mezcla de estrellas, causando que se precipiten a velocidades vertiginosas».

Era un agujero negro. No sólo un agujero negro ordinario, sino un agujero negro supermasivo, 4 millones de veces la masa de nuestro sol.

Ahora, los científicos saben que todas las galaxias tienen agujeros negros supermasivos.

En 2019, los científicos obtuvieron la primera imagen óptica de un agujero negro, y Ghez, que no estaba involucrada, elogió el descubrimiento. «Hoy en día aceptamos que estos objetos son críticos para los bloques de construcción del universo», dijo Ghez a una audiencia en la Real Academia Sueca de Ciencias por teléfono poco después del anuncio.

Ghez es la cuarta mujer que ha recibido el Premio Nobel de Física, después de Marie Curie en 1903, Maria Goeppert-Mayer en 1963 y Donna Strickland en 2018. «Espero poder inspirar a otras jóvenes en este campo. Es un campo que tiene tantos placeres. Y si te apasiona la ciencia, hay tanto que se puede hacer», expresó Ghez.

El Comité del Nobel dijo que los agujeros negros «todavía plantean muchas preguntas que piden respuestas y motivan la investigación futura». «No sólo preguntas sobre su estructura interna, sino también preguntas sobre cómo probar nuestra teoría de la gravedad bajo las condiciones extremas de la proximidad inmediata de un agujero negro», dijo.

blackhole-640×400

Una de las más recientes imágenes de un agujero negro.

El prestigioso premio viene con una medalla de oro y un premio en dinero de 10 millones de coronas suecas (más de 1,1 millones de dólares), cortesía de un legado dejado hace 124 años por el creador del premio, el inventor sueco Alfred Nobel. La cantidad fue aumentada recientemente para ajustar la inflación.

El lunes, el Comité del Nobel otorgó el premio de Fisiología y Medicina al científico judío americano Harvey J. Alter y a su colega americano Charles M. Rice, junto con el científico británico Michael Houghton, por el descubrimiento del virus de la hepatitis C, que causa estragos en el hígado.

Los otros premios, que se anunciarán en los próximos días, son para trabajos destacados en los campos de la química, la literatura, la paz y la economía.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat